Así juega Estudiantes de La Plata

El equipo argentino sale por su cuarta corona continental.

El Estudiantes de La Plata, equipo que ha vuelto a los primeros planos del fútbol sudamericano después de conseguir tres veces la Copa Libertadores entre 1968 y 1970, tiene piezas clave en su estructura y un espíritu de lucha que lo distingue.

Juan Sebastián Verón es su eje estratégico, el jugador que le aporta un plus de creatividad, repentización y calidad en la generación del juego y que, como hincha albirrojo, pretende lo mismo del equipo dentro del campo que exigen sus fervorosos seguidores desde los graderíos.

En este aspecto es vital la aportación del medio centro Rodrigo "Chapu" Braña, de notables recursos para recuperar el balón y distribuirlo con dirección precisa, tarea que abastece a Leandro Benítez y Enzo Pérez en la salida desde el centro de la cancha.

El Estudiantes ha padecido dos bajas por lesiones de futbolistas importantes, el lateral Marcos Angeleri y el central Agustín Alayes, fijos en la formación con cualquier entrenador desde hace varios años.

Sus puestos los ocupan Cristian Cellay y Rolando Schiavi, éste último cedido por el Newell's Old Boys para los encuentros decisivos del torneo continental, y pese a que sus características son distintas a las de los anteriores, han encajado en el esquema de un equipo de notable rendimiento defensivo si se tiene en cuenta la escasa cantidad de goles recibidos.

Completan la línea de zagueros Leandro Desábato, un central expeditivo que se proyecta en ataque y es temible por sus cabezazos, y Germán Ré, el lateral izquierdo que también suele ocupar el puesto de zaguero centro, de fuerte personalidad, consolidado como titular desde su llegada desde el Newell's Old Boys.

Los defensas y los medios del conjunto platense tienen como premisa la solidaridad, tanto en defensa como en ataque, característica que robustece un bloque dinámico, que extrema sus capacidades físicas.

Mauro Bosseli es el goleador del equipo, un permanente buscador de oportunidades que, pese a los siete tantos que ha marcado, ha tenido altibajos en la campaña. El otro punta, Gastón Fernández, es un jugador de buenos recursos dentro y fuera del área, con capacidad para tocar y buscar espacios.

Sabella tiene en el banquillo al uruguayo Juan Manuel Salgueiro, un delantero veloz y aguerrido, y al veterano José Luis Calderón, que cumple los últimos tramos de una exitosa carrera.

Se despedirá del Estudiantes de La Plata en Belo Horizonte para jugar la próxima temporada en el Catania italiano el portero Mariano Andújar, actualmente titular en la selección argentina.

Su rendimiento en esta Libertadores ha sido superlativo y, con 857 minutos sin encajar goles, ha batido el récord que Hugo Gatti mantenía en la competición desde 1977.

Temas relacionados