Corinthians no le teme a la altura de Bogotá para enfrentar a Medellín

El encuentro correspondiente al Grupo 1 de la Copa Libertadores se llevará a cabo el próximo miércoles.

El técnico del Corinthians, Mano Menezes, dijo no estar preocupado con los 2.640 metros de altitud sobre el nivel del mar de Bogotá, donde el miércoles enfrentará al Independiente Medellín colombiano en partido del Grupo 1 de la Copa Libertadores.

"No tenemos por qué estar dándole tanto valor a eso. No llega a ser significativo jugar a poco más de 2.600 metros", declaró Menezes a periodistas.

El equipo de los mundialistas Ronaldo y Roberto Carlos debe llegar a la capital colombiana en la tarde del martes, casi 24 horas antes del partido, con el fin de minimizar los efectos de la altitud.

"Vamos a llegar una hora más próxima al partido para minimizar los efectos de la altitud", dijo el entrenador.

Poco después de su desembarque en Bogotá, el campeón de la Copa do Brasil realizará un ligero entrenamiento en el estadio El Campín para conocer la cancha.

Menezes dijo igualmente que apenas se preocupará con el Independiente Medellín tras el partido del domingo en que el Corinthians se mide con el Sao Caetano en jornada de la Liga del estado de Sao Paulo.

"El partido contra el Sao Caetano es importante para nuestras pretensiones en el campeonato regional", dijo el técnico del Corinthians, que debutó en la Libertadores de este año con una victoria por 2-1 sobre el Rácing Montevideo.

"Sabemos de las dificultades de la Libertadores y que jugar fuera de casa en esta competición siempre es muy difícil, pero nada que me impida dormir", afirmó.

El Corinthians tendrá que visitar al Independiente en Bogotá debido a la imposibilidad del club colombiano de utilizar en marzo el estadio Atanasio Girardot de Medellín, que será local de los Juegos Sudamericanos de 2010.

El conjunto colombiano intentó acordar con el brasileño un cambio de fecha que le permitiera jugar en Medellín, pero no alcanzó un acuerdo.