Por: Antonio Casale

Deberes

Como era de esperarse, los movimientos en la bolsa de jugadores para el próximo año son pocos. Muchos canjes, préstamos y, en general, más de lo mismo. Los clubes, cuyas finanzas están mal, no entienden que a partir de 2020 tienen una responsabilidad adicional con el espectáculo.

Colombia entrará en el modelo de pague por ver los partidos por televisión. Ciertamente, esa es la manera de asegurar ingresos permanentes a las arcas de los clubes, así funciona en la mayoría de países del mundo y la cosa va bien. La teoría dice que con este modelo la gente debe volver a los estadios y también se aumentarán recaudos, no solamente por boletas sino por todo lo que pueda lograr con la masa dentro del escenario, como la venta de camisetas.

Pero, para que este modelo funcione, los clubes tienen que activar el departamento de deberes. Mejorar la experiencia en los estadios es fundamental. Es cierto que los escenarios, en su mayoría, son de los municipios y es poco lo que se puede hacer para adecuarlos de modo que asistir a ellos sea agradable. Pero hay acciones que ya están inventadas en materia de mercadeo que se podrían implementar fácilmente. Mejorar las comidas, establecer rutas de transporte a zonas específicas cuando los juegos terminan tarde y crear zonas especiales para las familias son solamente algunas de ellas.

Sin embargo, lo más importante es la pelota, y si no se invierte en el juego la cosa va a estar grave. Los equipos grandes, que son los que mueven el rating, tendrían que pensar en hacerse a uno o dos jugadores que inspiren a la gente a pagar la boleta y los $30.000 mensuales que costará el fútbol por televisión. Es verdad que el mercado de los jugadores está difícil. Los intermediarios han hecho que los sueldos de los buenos jugadores estén muy por encima de lo que se puede pagar y, lo peor, son muy pocos los casos en los que esa inversión cobra frutos. Pero cada equipo grande tendría que romper el marrano al menos para llevar a un jugador de cartel. Por otra parte, es importante hacer campañas para que la gente conozca a sus jugadores nuevos y a los que ascienden de las divisiones menores. Esto haría que el sentido de pertenencia aumentara tanto en los futbolistas como en la afición. La Liga nuestra tiene muchos aspectos positivos y gracias a ellos sobrevive. La gente es consciente de que somos un país en vías de desarrollo y los mejores jugadores se van cada vez más rápido al primer mundo. Pero la única forma de hacerse rentable es invirtiendo en el juego y en ideas para que la gente no se desencante y, por el contrario, las nuevas generaciones se enamoren.

Ideas como la del canal Premium son muy buenas, pero para que funcionen los clubes tendrán que innovar como nunca antes lo han hecho, y a juzgar por los primeros movimientos, pocos están interesados en hacerlo.

896075

2019-12-16T22:00:00-05:00

column

2019-12-16T22:00:01-05:00

[email protected]

none

Deberes

7

2934

2941

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Antonio Casale

La eterna soledad del DT

A mes y medio

Klopp, “the normal one”

James, genio y figura

Milllonarios 2020