El adiós de Miroslav Klose

El máximo goleador de los mundiales anunció su retiro. Ahora formará parte del cuerpo técnico de la selección alemana.

Miroslave Klose marcó el gol 16 en un mundial en el 7-1 a Brasil, en Belo Horizonte./ AFP
Miroslave Klose marcó el gol 16 en un mundial en el 7-1 a Brasil, en Belo Horizonte./ AFP

Nacido en Opole (Polonia), en 1978, su padre Josef, polaco de origen alemán, fue un futbolista profesional que obtuvo el derecho a jugar en el Auxerre francés, unos meses después del nacimiento de su hijo. Junto con su padre y su madre, Barbara, internacional polaca de balonmano, Miroslav Klose vivió seis años en Francia, hasta que la familia regresó brevemente a Polonia, antes de asentarse en Alemania.

Kaiserslautern, Werder Bremen, Bayern Múnich y Lazio fueron las etapas que cumplió en su carrera profesional en club, menos brillante que su recorrido en la selección, pese a dos dobletes Copa-Bundesliga con el Bayern, en 2008 y 2010, y una final de Liga de Campeones perdida en 2010, también con el Bayern.

Con la Lazio se tuvo que contentar con una Copa de Italia en 2013. Al final de la temporada anterior se le terminó el contrato con el cuadro italiano y, tras quedarse sin equipo, decidió colgar los guayos unos meses después, con 38 años.

Mirolsave Klose debutó en 2001 con la camiseta de la selección alemana, fue subcampeón del Mundial de Corea y Japón 2002, certamen en el que anotó cinco goles de cabeza. Disputó un total de cuatro mundiales y tres eurocopas. Es hasta el momento el único jugador en la historia en haber disputado cuatro semifinales de mundiales. Comparte, además, un récord con Pelé, ya que sólo ellos dos han disputado dos finales con doce años de intervalo, aunque el brasileño ganó las dos, en 1958 y 1970.

Con 16 tantos, es el máximo goleador histórico de los mundiales, con uno más que el brasileño Ronaldo. Casualmente, su último gol con la selección fue en la goleada 7-1 de Alemania a Brasil en la Copa del Mundo de 2014.

“Miro es alguien con el que se puede contar”, afirmó Löw, el técnico de la selección alemana. “Es un ejemplo como hombre y como deportista, que piensa en el equipo y en la victoria antes que en otras cosas. Con sus conocimientos y su experiencia, lo veo muy bien como entrenador en el futuro”, añadió el seleccionador, que acaba de ampliar su relación con el equipo teutón hasta la Eurocopa 2020.

“Es con la selección con el equipo que he obtenido más éxitos. Esa época ha sido magnífica e inolvidable. Por ello estoy feliz de volver a trabajar con la federación”, declaró Klose, quien es el máximo artillero de la historia de la selección (71 tantos en 137 partidos internacionales).

“Estos últimos meses, he reflexionado sobre seguir jugando, pero he preferido mirar las cosas con otra perspectiva; es decir, como entrenador. Leer un partido, prepararme meticulosamente para desarrollar estrategias y tácticas, ya me apasionaba como jugador. Todo mi reconocimiento a Jögi Löw y a Hansi Flick (el director deportivo de la selección) por darme esta oportunidad de poder poner esa idea en práctica”, explicó Klose.

El delantero de origen polaco jugó su último partido con la camiseta de la selección alemana en la final del Mundial de 2014 (victoria por 1-0 contra Argentina). Unas semanas después de ese triunfo, anunció su retirada internacional.

Temas relacionados