El alumno y el maestro: segundo round

Luego de que sus equipos superaran el sábado a Huila y Cali, respectivamente, ambos se volverán a enfrentar el miércoles (8:50 p.m.), en el juego entre el líder y el escolta del cuadrangular A de la Liga Postobón.

Jorge Luis Bernal, técnico del Deportes Tolima, se burlaba de un asistente técnico porque se dormía mientras veían los videos del rival siguiente. Le decía que se echara agua en la cara para que su cabeza no se cayera más o que se durmiera. “Yo sí seguía hasta la medianoche, estudiando muy bien a mi contrincante. Nunca pierdo detalle”, dice Bernal, cuyo equipo es segundo del cuadrangular A, tras el triunfo 1-0 del sábado frente a Cali.

Curiosamente Bernal no tendrá que estudiar mucho al rival del miércoles (8:50 p.m.), porque analizar al Deportivo Pasto de José Flavio Torres, ese asistente técnico que se echaba a dormir y que es uno de sus discípulos; sería prácticamente una autoevaluación. Ya lo conoce perfectamente.

Bernal, quien recomendó a Torres a la junta directiva del Pasto en 2011, resume así lo que será enfrentar a su amigo: “Tenemos cosas parecidas. Además, como yo dirigí a ese equipo cuando Flavio era mi asistente, sé que los jugadores han brillado por su gigantez como personas y futbolistas. Así que tal vez me ahorre un tiempo estudiándolos porque los conozco bien”.

Flavio Torres también coincide. “He aprendido muchas cosas de Jorge Luis Bernal y aplico cosas suyas, él es como mi padre en el fútbol. Y sí, yo me dormía viendo esos videos, pero luego aprendí lo importante que era y ahora también estudio mucho al rival”.

La primera vez que ambos ibaguereños se vieron fue hace 25 años, cuando Bernal pasó por una cancha del Parque Deportivo de esa ciudad y allí estaba jugando Torres en un equipo prejuvenil. “Flavio era corpulento, recio, uno de esos pata-dura que oficiaban como volante de recuperación. Pero siempre fue un gran líder. Yo lo dirigí en el Cooperamos Tolima de la B, cuando ya se iba a retirar (lo hizo a los 28 años), y siempre fue mi capitán. Nos volvimos muy amigos y de hecho yo aún desayuno en la tienda de sus papás en Ibagué”, recuerda Bernal.

Luego de jugar en Cali, Caldas, Cúcuta, Tolima y Santa Fe, Flavio empezaría su carrera de técnico como la sombra de Jorge Luis Bernal, a quien todavía llama “profe”. Se independizó de él en 2011 cuando empezó a dirigir al Pasto y ya busca, con 41 años, su primer título como técnico. “Ahora lo veo más posible, porque hemos llegado a esta instancia con buen fútbol y con jugadores técnicos. Todo ha sido rápido, pero creo que el título se puede dar”, dice Torres.

Si su equipo, que es líder del cuadrangular tras la victoria 1-0 del sábado ante Huila, supera a Tolima el miércoles en Pasto, aseguraría anticipadamente el cupo a la final. “Mi equipo y Tolima son parecidos y merecedores de llegar a esa instancia, pero espero que el miércoles mi equipo defina el paso, jugando como lo hicimos en la victoria en Ibagué (0-1), por la segunda fecha”, explica el técnico del club nariñense.

Desde esa noche no se habla con Bernal. No fue en el partido, sino en la tienda de los padres de Flavio Torres en Ibagué, al lado del estadio, donde Bernal siempre deja el carro durante los juegos. “El profe estaba triste, no hablamos mucho. Durante este tiempo, por la rivalidad, hemos estado distanciados”, añade Torres, confeso fanático de Pep Guardiola.

“El nerviosismo de los cuadrangulares nos ha distanciado un poco, tal vez el miércoles ni lo salude en la cancha, como ocurrió en el Manuel Murillo Toro. Pero sí sé que va a ser muy emocionante, con un estadio a reventar. Y espero que esta vez el alumno no supere al maestro”, sentencia Jorge Luis Bernal.