El Campín se va llenando para la gran final