El colombiano de los Olímpicos

Felipe Alviar-Baquero fue uno de los elegidos para llevar la llama olímpica alrededor del Reino Unido. Su recorrido, planeado para el 20 de julio, será de 300 metros en Maidstone, capital de la región de Kent.

Durante setenta días, a partir del 19 de mayo y hasta el 27 de julio, fecha en la que comienza oficialmente la trigésima versión de los Juegos Olímpicos de Londres, el comité organizador y los patrocinadores de este evento deportivo realizarán un recorrido, con la llama olímpica, a lo largo y ancho del Reino Unido. Con este fin seleccionaron a 8.000 personas que se han destacado dentro de la comunidad británica, para que tengan el honor de llevarla.

Uno de los elegidos es un colombiano: su nombre es Felipe Alviar-Baquero, tiene 32 años y trabaja en el grupo de proyectos financieros de una de las firmas de abogados más grandes del Reino Unido, Latham & Watkins. Bogotano de nacimiento, llegó a Reino Unido a aprender inglés cuando tenía 18 años y decidió radicarse allí. Estudió Administración y Leyes en la Universidad de Kent, y luego fue aceptado en Derecho Civil, en la Universidad de Oxford, uno de los programas más prestigiosos del mundo en esta rama, y en el que obtuvo la máxima calificación posible. Además, fue nombrado presidente de la Sociedad Latinoamericana y creó un programa de radio dirigido a esta comunidad. Después, se vinculó a la firma Slaugther and May y de ahí pasó a trabajar en Latham & Watkins.

A pesar de sus largas jornadas de trabajo, a Felipe se le ocurrió, durante su trayecto diario en tren, entre Londres y Kent, crear un parque infantil bajo techo que fuera lo suficientemente entretenido. “Tengo dos hijas, una de cuatro años y otra de un año y medio, y cuando en Inglaterra llueve no hay muchos lugares interesantes para llevarlas a que se diviertan”, explica. Fue así como surgió Tiny Town, un parque ubicado dentro de una bodega de 2.200 metros cuadrados en Kent, al suroeste de Londres.

El lugar comenzó a funcionar el 28 de septiembre de 2010, tiene una cancha de fútbol con una grama artificial que no quema la piel, toboganes y diversos juegos según las edades de los niños. “La idea es que cuando vengan aquí no sólo aprendan sobre un determinado tema, sino que también se estén ejercitando físicamente todo el tiempo”, afirma. El negocio es administrado por su mamá, aunque sus dos hermanos también colaboran a menudo. “Esto no da dinero, pero sí ha despertado un gran interés en la comunidad”, asegura Felipe.

El recorrido olímpico

Hace aproximadamente un año a Felipe le llegó una carta que decía que un ciudadano lo había postulado para llevar la antorcha olímpica gracias al impacto de su trabajo en la comunidad. La carta decía que si le interesaba participar, enviara una justificación explicando por qué creía que él merecía llevar la antorcha. “Lo escribí en ese momento y lo envíe, pero la verdad pensé que no era muy en serio”, afirma.

Sin embargo, a comienzos de este año recibió una nueva misiva. “Estuve a punto de botarla a la caneca porque pensé que era publicidad”, afirma con una sonrisa, pero la abrió: decía que había sido seleccionado para llevar la antorcha. “Hemos recorrido el Reino Unido y miles de personas han aplicado a este proceso. Usted ha sido seleccionado por su pasión y por los lazos que tiene con la comunidad”, decía la carta.

A las diez de la mañana de ese mismo día los noticieros publicaron la noticia de que todas las personas que iban a correr con la antorcha, habían acabado de recibir la notificación. “En ese momento me di cuenta de que sí era verdad”. Habló entonces con los organizadores, le pidieron su pasaporte y durante dos meses no volvió a saber de ellos, hasta el pasado 19 de marzo cuando le confirmaron oficialmente su participación en el certamen.

Por una simple coincidencia, Felipe correrá con la antorcha olímpica el 20 de julio, día de la independencia de Colombia. El recorrido será de 300 metros en Maidstone, capital de la región de Kent. “Todavía no tenemos muchos detalles al respecto, pero tengo entendido que el recorrido de ese día será entre Maidstone y Guilford, y a mí me tocaría correr en la mañana”.

Su madre, Patricia Baquero, está muy emocionada con la noticia. “Estoy muy orgullosa de mi hijo, siempre ha sido el número uno en todo, y esto es un reconocimiento a su esfuerzo. Ya toda la familia pidió ese día libre para acompañarlo y celebrar con él”, dice con la voz entrecortada. Su esposa, Jennifer, de nacionalidad británica, también se ve muy contenta. “Felipe llegó a este país muy joven y miren todo lo que ha logrado. Es un hombre que nunca se da por vencido. Ese día haremos una fiesta en su honor y si podemos traeremos la antorcha hasta Tiny Town para que los niños la vean”.

La antorcha

La llama olímpica pasará por 1.024 lugares diferentes y se espera que, a donde llegue, haya una celebración especial. Cada uno de los 8.000 participantes recibirá copia de la antorcha que fue diseñada por los londinenses Edward Barber y Jay Osgerby, hecha de una aleación especial de aluminio y que tiene la particularidad de tener 8.000 diminutos círculos en honor a cada persona que realizará el recorrido.

Paradójicamente, Felipe no alcanzó a tener tiquetes para los Juegos Olímpicos, pese a que participó en dos de los sorteos, pero asegura que esta será una gran experiencia en su vida, aunque aún no ha empezado a entrenar para el 20 de julio.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Patriots vs. Rams: se viene el Super Bowl 53

El Real Madrid no define

A enamorar sin refuerzos