El contrato sospechoso de Neymar

Un nuevo documento daría pistas sobre la irregular transacción que hizo el Santos de Brasil y el Barcelona cuando se transfirieron los derechos de la estrella carioca.

Efe

A tan solo unos días de haber sido expulsado de la Copa América por su mal comportamiento ante un árbitro, Neymar está otra vez en el ojo del huracán. La polémica que ha desatado su fichaje en el Barcelona tiene un nuevo capítulo en el que se puede ver implicado su padre y varios directivos del Santos brasilero y del Barcelona.

El nuevo altercado lo dio a conocer el diario deportivo Marca. En su página web publicó un anexo al contrato de transferencia que firmaron ambos equipos para cerrar el traspaso del jugador, una operación que según el medio español puede ser un motivo de delito por corrupción y estafa.

Aunque esta historia comenzó hace varios meses, uno de los más importantes episodios tuvo lugar el pasado 18 de junio. Ese día el juez José de la Mata admitió una querella que interpuso la empresa brasilera DIS contra el Barcelona; Sandro Rosell, su expresidente; Josep María Bartomeu, actual presidente; el Santos y varios de sus dirigentes; Neymar; su padre y una de sus empresas.

La razón era simple: DIS tenía el 40% de los derechos de la estrella de 23 años y, tal y como cuenta Marca, al parecer recibió una cifra mucho menor de lo que le correspondía tras el traspaso, que se fichó en 17.1 millones de euros. Es decir, que en total, a DIS le correspondió 6,8 millones.

En su reclamo, sin embargo, alega que sumando varios conceptos la operación en verdad superó los 86 millones de euros, por lo que la cifra que le debieron haber consignado debió ser mucho mayor. Exactamente, 34 millones de euros. De comprobarse, la irregularidad comprometería tanto a los directivos de Santos como del Barcelona.

El documento que reveló el diario español, muestra además cómo, sin un motivo aparente, Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu firmaron un contrato comprometiéndose a pagar el 50% de una “hipotética reclamación de DIS”, en caso de que un tribunal llegase a fallar a favor de la compañía carioca. Y eso, a simple vista, genera ciertas sospechas.

"En el supuesto que, de acuerdo con laudo arbitral o sentencia judicial firme, el importe que deba abonarse a DIS sea superior a la expresada cantidad, ambos clubes, Santos FC y FC Barcelona, quedarán obligados a liquidar por mitad (ello es, en un 50% cada uno de ellos), el importe que exceda de dicha cantidad (6.840.000 euros)", se lee en el texto.

Para leer el artículo completo haga clic aquí. 

 

Temas relacionados