Por: Jorge Tovar

El crecimiento del fútbol femenino

El fútbol femenino ha crecido. Lo difícil es cuantificar objetivamente su actual importancia relativa.

Las audiencias son un termómetro ideal. Sabemos que la semifinal del Mundial Femenino entre Inglaterra y Estados Unidos fue, con 12 millones de telespectadores el programa más visto del año en Gran Bretaña.

La derrota de Francia ante las estadounidenses también fue el partido más visto en tierras galas. Más allá del rating televisivo, revisemos el interés del fútbol femenino con base en información de internet.

Para entender el crecimiento del fútbol femenino, lo ideal es poder compararlo contra algo que nos permita establecer el movimiento en el tiempo del interés que ha generado el Mundial Francia 2019. Con base en la herramienta de Google trends, lo vamos a comparar con la Copa América, tanto en 2015 como en 2019.

Recordemos que la Copa América de 2015 se disputó en Chile, entre el 11 de junio y el 4 de julio. El Mundial Femenino de 2015 se disputó en Canadá desde el 6 de junio hasta el 5 de julio. Las ediciones de 2019 arrancaron el 14 de junio en el caso de la Copa América de Brasil, y el 7 de junio en el caso del Mundial Femenino. Ambos terminaron ayer domingo 7 de julio.

Google trends normaliza a 100 el día con mayores búsquedas de un término en particular durante el período de interés. La Figura 1 muestra las búsquedas en todo el mundo de conceptos relacionados con Copa América y Mundial Femenino, comparando en la misma gráfica las ediciones de 2015 y 2019.

El “100” se obtuvo el 28 de junio de 2019, el día que jugó Argentina contra Venezuela.

La Copa América de 2019 es el torneo más relevante para los internautas. Por otro lado, si bien es cierto que la Copa Mundial Femenina de 2019 generó menos interés que la Copa América, no deja de ser llamativo que tiene un nivel de interés similar al de la Copa América de 2015. Más aún, el salto de interés entre Canadá 2015 y Francia 2019 es notable.

Medido por las búsquedas de los internautas, el mundial europeo ha llamado más de siete veces la atención que el canadiense.

La capitana de Estados Unidos, Megan Rapinoe, radical ella, afirmó que era un insulto para el fútbol femenino que la final del Mundial de Francia se disputase el mismo día que la final de la Copa América y de la Copa de Oro, torneos que no organiza FIFA, sino las confederaciones regionales.

El fútbol femenino sí fue insultado cuando se vetó por hasta 50 años en países como Inglaterra, Alemania y Brasil. Pero lo que indican las audiencias televisivas, la tendencia en internet es que el fútbol femenino de alto nivel comienza a tener su propio peso y no necesita “favores”, como mover su final para generar audiencia. El crecimiento muestra que si hay fútbol hay audiencia. La
final será un gran espectáculo futbolístico.

 
 

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Jorge Tovar

Argentina, sobrevaloración histórica

De cómo el fútbol impacta la vida diaria

Fútbol sin barras bravas

La lección del Ajax

¿Qué le pasó a Santa Fe?