El 'dream team', la locura total

Los basquetbolistas ofrecieron ayer una rueda de prensa y el ambiente se encendió. Mañana juegan contra Francia.

Para la mayoría de los periodistas del mundo son pocas las oportunidades de ver y hablar directamente con los miembros del equipo de baloncesto de los Estados Unidos. Estrellas en la NBA, LeBron James, Kobe Bryant, Kevin Durant y Carmelo Anthony, entre otros, asistieron ayer a una conferencia de prensa a la que llegaron cerca de 300 comunicadores, aunque apenas 50 se habían inscrito previamente para la cita.

La llegada del nuevo dream team desató la locura en el Centro Internacional de Medios, donde, a pesar de las estrictas medidas de seguridad, también hubo colados. Se trataba de algunos deportistas y dirigentes de las delegaciones de otros países, quienes llegaron con la esperanza de poderse tomar una foto con sus ídolos, algo que tuvieron que aplazar para la noche, en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres.

El equipo estadounidense, que espera conquistar su quinto oro en las últimas seis ediciones de las justas (apenas logró el bronce en Atenas 2004), debutará mañana ante la selección de Francia, compromiso que, sobre el papel y a juzgar por la manera como los estadounidenses dominaron a sus rivales en el reciente torneo preparatorio en la ciudad de Barcelona, será de trámite.

“El ambiente en una olimpiada es sensacional”, reconoció Kobe Bryant, mientras que LeBron James lamentó no poder hospedarse en la Villa con los demás atletas del mundo. “Por seguridad es mejor en un hotel, pero seguro iremos en algún momento a saludar a los chicos del equipo de Estados Unidos”.

Después de miles de fotografías y cientos de declaraciones en apenas media hora, los gigantes de la NBA salieron custodiados por hombres más altos y corpulentos que ellos, entre las miradas admiradas de satisfechos reporteros que se llevaron en sus libretas y grabadoras algunos conceptos de los mejores jugadores del mundo.