El hombre detrás de los oros

El pedalista Fabián Puerta ganó el keirin y sumó la séptima presea dorada para el país, que es sexto en el medallero.

A su padre le heredó el ciclismo y el apodo. Hay razones para lo primero, pero nada parece explicar el mote. José Miguel Velásquez es El Chivo, y José Julián, su hijo, también: sin orígenes, sin justificaciones, aun sin diminutivos.

“No sé”, dice. “Siempre me preguntan, y no tengo qué responder. A lo mejor él era un chivo”.

Velásquez, técnico del equipo colombiano de pista, es parco hasta en las bromas. Sin embargo, en la seriedad se esconde una gran alegría. Manejando por las calles de Guadalajara, el antioqueño habla con la satisfacción de un deber cumplido.

¿Qué impresiones le dejan estos días de competencia?

El balance es muy positivo. Al día de hoy, tenemos tres medallas de oro, en lo que se refiere al ciclismo de pista, y dos en ruta, con la contrarreloj. La organización de los Juegos ha sido muy buena, y en general todo nos ha salido bien: el ambiente de las competencias, el viaje, el apoyo que tuvimos para la preparación. Esto es parte de un proceso que no termina acá, sino que sigue con vista a los Juegos Olímpicos de 2012.

¿Tenían esto en mente?

Sí, eso era lo que calculábamos. No se esperaba ni más ni menos.

¿Sintió que las damas estaban para ganar la persecución?

No, no. Realmente, cometimos un error en la clasificación, pero no teníamos para ganarle a Canadá. Dábamos para plata.

¿Cómo las sintió?

Bien, quedaron contentas. Estábamos preparados para eso. Nos falta trabajo con ellas, y también apoyo por parte de la dirigencia. Que muestren un poco más de interés en el ciclismo femenino, ya que ellas dan igual número de medallas que los hombres, pero no se las apoya como se hace con los hombres.

¿Cómo está el ambiente en el grupo?

El ambiente es muy bueno. Hay mucho compañerismo, total apoyo de todo el grupo del Comité Olímpico, de los médicos, de los fisioterapeutas. Se ha trabajado en equipo, realmente.

¿Ha mejorado el apoyo de parte de las instituciones?

Día a día, los deportistas han mejorado su nivel, y ellos mismos se han ganado el apoyo que hoy están recibiendo. Eso tiene que aumentar, porque cada día el deportista va superándose y necesitará más entrenamiento.

¿Cómo ha visto a María Luisa Calle?

Se está reencontrando con la ciclista que estábamos acostumbrados a ver. Tiene una muy buena condición, tanto física como mental, para afrontar todas estas competencias y, ante todo, ha estado muy tranquila, participando con mucha calma, sin presiones. Hay ilusión para la prueba de ruta, pero es complicado dar un pronóstico.

¿Cómo decidieron que participara en ruta?

El Comité Olímpico Internacional cambió la reglamentación de los Olímpicos, y excluyó la persecución individual y la carrera por puntos. La base de la preparación de ella para la persecución es la contrarreloj de ruta, no siempre corriendo pero sí entrenando. Yo sabía de su condición, y por eso decidimos que la corriera.

¿Ella es una guía para el grupo?

Son muy amigos, y ella les comparte experiencias. Todos han aprendido de ella, porque les ha mostrado el camino, enseñándoles a abrir la mente, a decir sí se puede lograr, ganar, pues es la primera medalla que tiene el ciclismo colombiano en pista. Fue una persona que abrió el camino. Además, la relación con todos los corredores, tanto hombres como mujeres, es muy buena, y nunca ha tenido un problema con nadie.

Usted lleva 13 años entrenándola...

Sí, y en la vida se me ocurrió ser entrenador. Fue algo que se me apareció. Y desde el principio con María Luisa. Nos conocimos en una carrera en la que participaba, y era amiga de los compañeros de mi equipo. Desde ahí empezamos, en 1998.

¿Descubrió una vocación?

La verdad, inicié con ella como queriendo acabar de hacer lo que yo no pude hacer, porque le vi las condiciones, pero nunca pensé en llegar a ser técnico de la selección. En ese momento, fue más por pasión.

¿De ahí saltó al equipo nacional?

Ella empezó a mostrar un muy buen nivel técnico. Yo me di a conocer, y comencé con el equipo nacional en 2001.

¿Cómo ve al equipo de pista en los próximos Olímpicos?

Tenemos ilusión de estar entre los cinco o siete primeros de persecución por equipos; entre los primeros en el ómnium masculino. Y de que a María Luisa, cuando ya esté clasificada, le salga lo mejor en Londres.

Colombia sumó otra presea dorada

Tras ganar oro en la persecución por equipos y plata en velocidad individual, el pedalista Fabián Puerta se llevó la presea dorada en el keirin y aportó una nueva medalla al equipo de pista, que es segundo en la modalidad, sólo superado por Venezuela.

En un apretado sprint final, Puerta superó al venezolano Hersony Canelón y obtuvo la única medalla dorada para el país en la jornada.

En otros resultados, la lucha grecorromana dio una plata, del antioqueño Cristian Ferney Mosquera, en 84 kg, y dos bronces, de Juan Carlos López y Víctor Asprilla, en 55 kg y 120 kg, respectivamente.

Hoy, la bicicrossista Mariana Pajón, abanderada de la delegación y campeona mundial de la disciplina, competirá para llevarse el triunfo. Por su parte, el equipo de squash disputará ante su similar de Canadá la final de la especialidad.

 

últimas noticias

Juan Pablo Nieto y las segundas oportunidades

La resiliencia de Tiger Woods