El oro 15 está cerca

Con el triunfo del pesista Óscar Figueroa, la delegación nacional está a cuatro medallas doradas de superar su registro histórico en Juegos Panamericanos.

Lo hacía ver fácil: levantaba las pesas con propiedad, con sencillez, como en un ritual de calma. Decantado, sobrio y tranquilo, Óscar Figueroa ejercía su dominio en los 62 kg. Ya al final, cuando aún le faltaban dos turnos, la sonrisa fue completa: logró el oro con dos récords continentales.

Para el pesista de Zaragoza, ese pueblo del Bajo Cauca antioqueño, todo parecía alcanzable. Su número en arrancada, 137 kg, superó por cinco a la de su compatriota, Diego Salazar, que defendía la presea dorada que había conseguido en Santo Domingo, hace ocho años. El primer registro en envión, 171 kg, batió los 170 del cubano Vladimir Rodríguez. Con el segundo, Figueroa se superó a sí mismo: 175 y gesta Panamericana.

Como si fuera poco, su total de 312 kg se impuso como marca Panamericana, batiendo los 310 que Salazar ostentaba.

“Tenía que tocar esas marcas, porque esto es un escalón para el Campeonato Mundial que disputaré dentro de diez días”, afirmó Figueroa. “Obviamente, hay que dar mucho más para trabajar con tranquilidad de cara a Londres 2012”.

Sin embargo, no sólo fue Figueroa: aparte del bronce de Salazar, el barranquillero Sergio Rada fue plata en 56 kg y la cartagenera Katherine Mercado tercera en 48 kg.

El éxito venía en medio de un pronóstico. Unos días antes de los Juegos el presidente del Comité Olímpico Colombiano, Baltazar Medina, había dicho que los 14 oros de Río de Janeiro podían ser superados en Guadalajara. “No hay excusas”, afirmó el dirigente.

Hasta ahora es claro que el pálpito no era nada descabellado. A falta de una semana de competencias, Colombia es séptima en el medallero general con 11 preseas doradas, a sólo cuatro de superar toda su historia previa en las justas deportivas más importantes del continente. El camino que abrió Leonardo Páez, primero en la prueba de ciclomontañismo, fue asimismo seguido por los atletas Luis Fernando López y James Rendón, quienes aunque no lograron la victoria en la prueba de marcha, sumaron plata y bronce para la cuenta del país.

López, esperanza nacional, no logró ratificar su buena actuación en el pasado Mundial de Atletismo y debió conformarse con el tercer lugar en la competencia, que ganó el guatemalteco Érick Barrondo. “No me pude comer el postre de mi mejor temporada”, señaló López.

Por su parte, Rendón sostuvo que le sacó provecho al bajo perfil con que llegó. “Nadie se fijó en mí, pero sé que en este deporte siempre hay posibilidades si uno lucha”, apuntó.

En la marcha femenina, la bogotana Íngrid Hernández logró el tercer lugar con un tiempo de 1:34.06, tras las guatemaltecas Jamy Franco y Mirna Ortiz, que llegaron primera y segunda, respectivamente. La fondista, que venía de ganar en los pasados Suramericanos de Medellín, completó la tercera presea en el debut del atletismo nacional.

De otro lado, la bogotana María Camila Linares consiguió, en esquí acuático, el segundo lugar en la modalidad de figuras.

El atletismo espera cumplir

Luego de las medallas obtenidas en marcha, el atletismo sigue siendo una de las disciplinas bandera para Colombia. Hoy, en los 10.000 metros femeninos, la bogotana Yolanda Caballero, carta del país en los próximos Olímpicos, espera ratificar su buena participación en la más reciente Maratón de Boston. Además, en los 5.000 m participarán José González y Javier Guarín, y en 100 m los velocistas Yomara Hinestroza y Eliecith Palacios, en femenino, e Isidro Montoya y Álvaro Gómez, en masculino. En lanzamiento de martillo el turno será para Elí Yohana Moreno.