Con el toque de la reina Isabel

Nada se sabe del acto que hoy dará inicio oficial a los Juegos Olímpicos. Caracol lo transmitirá en directo para Colombia.

La reina Isabel II presidirá hoy la apertura de los Juegos Olímpicos, en Londres, por segunda vez en su vida, ya que también fue la encargada de abrir oficialmente la edición de 1976, en Montreal, como jefa del Estado de Canadá, una excolonia británica.

Esa circunstancia, en un país de la Commonwealth, permitió a la reina, que entonces tenía 50 años y ahora 86, vivir una experiencia que ya tuvo el honor de disfrutar su padre, Jorge VI, que fue quien protagonizó la apertura en la ceremonia de los últimos Juegos que había vivido Londres, en el año 1948.

Su abuelo, Eduardo VII, fue quien inauguró la primera de las tres ediciones otorgadas a Londres, en 1908, cuando los Juegos eran apenas un proyecto con doce años de vida y estaban muy lejos de ser el evento mundial consolidado que son en la actualidad.

En aquella ocasión el acto tuvo lugar en el viejo Wembley y ahora el marco será el nuevo Estadio Olímpico, que se ha construido para esta ocasión y que constituye el corazón de la nueva edición de los Juegos Olímpicos.

El Palacio de Buckingham confirmó que la reina estará acompañada por su marido, Felipe de Edimburgo, quien también participó en la inauguración de unos Juegos Olímpicos, los de Melbourne-1956, en Australia, otra excolonia británica miembro de la Commonwealth.

La reina y su marido tienen previsto inaugurar los Juegos Paralímpicos, que también tendrán lugar en Londres y cuya apertura está prevista para el 29 de agosto, también en el Estadio Olímpico. La presencia de la familia real británica será otro de los atractivos de la competición, ya que se espera que den su apoyo a los atletas durante la competición otros miembros destacados de la familia Windsor, como Carlos, heredero y príncipe de Gales, o los duques de Cambridge, Guillermo y su esposa Catalina.

Todos los actos de la inauguración han estado guardados bajo secreto. Se sabe que la ceremonia será muy sencilla y corta porque en la noche londinense se prevén lluvias.