En el último aliento

En los últimos minutos del compromiso, Holanda le dio vuelta al resultado y se clasificó a los cuartos de final del Mundial en Brasil, tras derrotar 2-1 a México.

El delantero Klaas Jan Huntelaar convirtió el segundo gol de su equipo, con el que Holanda se clasificó a los cuartos de final tras derrotar 2-1 a México en el Mundial de Brasil. / AFP

Cinco minutos le bastaron a Holanda para derrumbar las ilusiones mexicanas. Con goles de Wesley Sneijder (88’) y Klaas Jan Huntelaar, de penal (90’+4’), el cuadro naranja obtuvo su clasificación a los cuartos de final en el Mundial de Brasil 2014.

Y es que México rozó el sueño hasta dos minutos antes del tiempo reglamentario, gracias a un gol de Giovani dos Santos al comienzo de la etapa complementaria (48’), que parecía condenar el conservador planteamiento de Louis van Gaal y romper por fin con la maldición de octavos que azota a los ‘manitos’ desde el Mundial de Estados Unidos-94, pero dos despistes mexicanos convocaron de nuevo a su mala fortuna mundialista en el estadio Castelao de Fortaleza.

Pese al insoportable calor que tuvieron que soportar los jugadores de ambos equipos, las dos selecciones intentaron desde el primer minuto sellar la clasificación. Aunque México salió con más hambre de gloria, se encontró con un excelente planteamiento táctico holandés, que cuando tuvo que defender se paró con una doble línea de cuatro, utilizando a Dirk Kuyt, quien habitualmente juega de extremo derecho, como un comodín en la zona de atrás.

Giovani dos Santos tuvo la primera opción clara para su equipo, pero su remate que pretendía colarse entre las piernas del portero Jasper Cillessen, golpeó su guayo y se fue rozando el vertical. Respondió Robin van Persie, pero siempre estuvo bien referenciado por los cinco defensas que puso en cancha Miguel Herrera. El juego se tornó áspero y el medio campo brilló por la ausencia de jugadores que fueran capaces de sostener la pelota, para dar claridad en el ataque.

Al final de la primera mitad, Holanda tuvo el dominio de la pelota, pero nunca pudo llegar con peligro al arco de Guillermo Ochoa, quien viviría otra tarde soñada al convertirse en una de las figuras mexicanas.

Sin embargo, la selección azteca logró abrir el marcador cuando se habían cumplido tres minutos del segundo tiempo. Dos Santos recogió un balón dividido al borde del área y tras superar la entrada de Daley Blind, lanzó un zurdazo que sorprendió al guardameta holandés.

Ese gol clasificaba por tercera vez a cuartos de final a México y ponía fin a los cinco Mundiales anteriores cayendo en octavos.

A falta de dos minutos para el final, los errores puntuales echaron abajo la obra que México había construido durante 85 minutos. Llegó la tragedia con el empate de Sneijder, que recogió un pase hacia atrás de Huntelaar, tras un tiro de esquina, y conectó un potente disparo a la derecha de Ochoa, que no pudo reaccionar.

Minutos más tarde, Holanda, guiada por un excepcional Robben, consiguió la victoria tras una falta cometida dentro del área, que convirtió en gol Huntelaar. De esta manera y en tan sólo cinco minutos se derrumbó la ilusión mexicana.

Pese a la eliminación, el equipo de Miguel Piojo Herrera puede regresar a México con la cabeza alta por haber mostrado un alto nivel en el Mundial, inesperado para muchos vista su desastrosa fase de clasificación, y contar con una interesante generación de jóvenes jugadores y con su técnico más carismático en décadas.

El Piojo tomó en octubre al Tri y levantó a un equipo casi moribundo, que tuvo que pedir perdón a los aficionados por su triste paso por el hexagonal de la Concacaf. Con su cercanía a los jugadores y afición, el temperamental Herrera contagió al equipo de su fe a prueba de bombas en el triunfo. Los convenció de que ellos eran los futbolistas idóneos para volver por fin a los cuartos de final, que México sólo había alcanzado en los dos Mundiales que organizó en 1970 y 1986.

“El equipo jugó muy bien, pero tuvimos un par de descuidos. De cuatro partidos, hemos tenido tres con arbitrajes desastrosos, con tres clavados. Cuando mandan a un árbitro de una misma confederación del equipo que está jugando, las decisiones dudosas siempre van en contra de México. Sin embargo, estoy contento y satisfecho por el buen rendimiento de mis jugadores en el Mundial. Holanda hizo bien las cosas”, expresó el estratega mexicano al final del partido.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Los valientes

Sección: 
Deportes

Jarlan y su hasta pronto

Franco Armani y el valor de confiar en uno mismo