Empate cardenal en Brasil

Ómar Pérez abrió el marcador para Santa Fe, mientras que Caio Canedo Correa igualó para Botafogo.

Cualquier equipo colombiano que juega en Brasil regresa feliz con un empate, pero a Santa Fe el punto que sumó anoche ante Botafogo, en Río de Janeiro, por la Copa Sudamericana, le quedó sabiendo a poco.

Sobre todo porque jugó muy bien en la primera etapa, se fue en ventaja a los ocho minutos y manejó el ritmo del compromiso, aunque no tuvo la contundencia para liquidar a su rival en dos o tres acciones que hubieran significado el 2-0.

Pero se fue al descanso con la ventaja y comenzó jugando bien en el complemento. Seguro en defensa y apostando al contragolpe gracias a la claridad de Ómar Pérez, quien marcó el gol, la velocidad de Johnatan Copete y el espíritu de lucha de Sergio Galván Rey.

Botafogo, con el uruguayo Sebastián Abreu como principal arma ofensiva, hizo un par de modificaciones y poco a poco metió a los cardenales en su campo. Hasta que a los 21 minutos, en una de las pocas fallas defensivas, el recién ingresado Caio enfrentó al arquero Camilo Vargas y lo superó con un toque sutil que significó el 1-1 final.

El empate, que significa una ventaja importante para el partido de vuelta, que se jugará en el estadio El Campín de Bogotá el martes 25 de octubre, desde las 7:10 p.m., no dejó satisfechos a los jugadores santafereños, que lamentaron no haber anotado más tantos. Sin embargo, la igualdad sin goles en su casa o una victoria por cualquier marcador los dejaría en cuartos de final del torneo continental.

Temas relacionados