Por: Luis Fernando Montoya

Saber competir

“Eres lo que haces, no lo que dices que vas hacer”, Carl Jung.

Para la venidera liga profesional del fútbol colombiano, los llamados refuerzos para los diferentes clubes no son muchos. Poca ha sido la inversión de la mayoría de los equipos por la situación económica que atraviesan.

La cohesión es la fuerza magnética que une a un equipo y le permite funcionar de manera eficaz como una unidad. Forjar un objetivo común, claro y convincente, y asegurarse de que el plantel esté bien dirigido, son poderosas formas de crear cohesión.

Según la mayoría de los dirigentes, las instituciones deportivas atraviesan por una situación económica difícil. Nadie más que ellos conocerá las causas que generan esa dificultad, pero en el mundo del balompié han existido casos en los que las escuadras con muy pocos recursos han logrado títulos importantes.

Personalmente, me tocó vivirlo con el Once Caldas. Con muy poco hicimos mucho, gracias al trabajo en equipo y la honestidad entre sus integrantes. También contribuyeron los aficionados y medios de comunicación, así como la fortaleza mental y un gran sentido de pertenencia por el club y la ciudad de Manizales.

Por eso, se debe saber invertir muy bien y tener criterios profesionales muy claros para la contratación de jugadores y técnicos. Además, hay que darles la importancia que merecen las categorías menores en toda su estructura; ahí está parte de la solución de los problemas.

Júnior, por ejemplo, ha invertido en grandes proporciones: contrató a Miguel Ángel Borja. América, por su parte, repatrió a Adrián Ramos. Hicieron grandes esfuerzos porque entre sus objetivos está el título de la Copa Libertadores. Veremos si los otros conjuntos que jugarán torneos internacionales invirtieron bien. Júnior y América, con las nóminas que tienen, pueden volver a llegar a la final del rentado nacional.

También hay técnicos de alta cotización y tendrán el deber de dirigir muy bien y conseguir las metas para las cuales fueron contratados. Lo primordial es que los equipos muestren toda su capacidad de resiliencia, para salir adelante y brindar un lindo espectáculo.

899646

2020-01-14T06:00:00-05:00

column

2020-01-14T06:00:01-05:00

lordonez1_958

none

Saber competir

14

2242

2256

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya

Colombia preolímpica

Esperanza futbolera

Balance

Para llegar a Catar

Flamengo, campeón