Federer, a recuperar la corona

De vencer, el suizo desplazaría de la cima a Djokovic, a quien este viernes venció.

El escocés, que derrotó a Tsonga, intentará emular a Fred Perry, último británico en ganar el torneo hace 74 años.

El suizo Roger Federer, seis veces campeón de Wimbledon, disputará mañana su octava final del Abierto de Tenis de Gran Bretaña, ante el británico Andy Murray, tras imponerse en sendas semifinales al número uno del mundo y actual campeón, el serbio Novak Djokovic, por 6-3, 3-6, 6-4, 6-3, y al francés Jo-Wilfried Tsonga por 6-3, 6-4, 3-6 y 7-5, respectivamente.

El escocés intentará emular a Fred Perry, el último británico que ganó el torneo del Grand Slam hace 74 años, en 1938. Actualmente número tres mundial, Federer recuperará la primera posición al frente de la clasificación ATP si gana la final, e igualará otro récord del estadounidense Pete Sampras, el de número de semanas en cabeza del ranking mundial (286).

“Hasta el final del tercer set el partido estuvo igualado, pero entonces el porcentaje de mis primeros saques bajó. Hice un mal partido con mi saque y él supo aprovechar sus oportunidades”, señaló Djokovic a la agencia AFP al final del partido. “Roger jugó muy bien, sin dudas, y fue agresivo en los momentos importantes, es lo que se espera de él. Necesitaba ser muy regular para ganar y no lo fui, tuve muchos altibajos”, añadió el tenista serbio.

Asimismo, Djokovic admitió: “Estos últimos días no me sentí muy bien, pero no quiero hablar de ello ahora. Perdí ante un gran campeón, el que ganó más títulos de Grand Slam. Con la historia que tiene detrás, Roger será el favorito en la final del domingo”, sentenció.

Era el 27° partido en que se enfrentaban los dos tenistas, pero el primero sobre hierba. Federer manda ahora por 15 a 12 en el balance de enfrentamientos directos con Nole, pero, sobre todo, invirtió la tendencia desfavorable que tenía con el aún número uno mundial de la ATP. Federer perdió seis de los últimos siete partidos contra Djokovic, el más reciente en las semifinales de Roland Garros hace un mes.

“Estoy muy contento. Hice un gran partido y un gran torneo, con un tenis fantástico. El tercer set fue la clave, ya que elevé el nivel de juego y tuve algo de suerte”, aseveró el suizo, que volverá a la final de su torneo favorito después de perder en cuartos de final en las dos últimas ediciones.

Para Murray, actual número cuatro mundial de la ATP, se trata de su cuarta final mayor, tras dos en el Abierto de Australia (2011 y 2010) y otra en el Abierto de Estados Unidos (2008). El crédito local dominó los dos primeros sets imponiéndose en la mayor parte de los intercambios desde el fondo de la cancha, ante un Tsonga bastante limitado con su primera bola de servicio. Sin embargo, el tenista francés reaccionó en la tercera manga y asumió riesgos con muchas variantes. De esta manera, hizo hesitar a Murray, cuya concentración y fuerza mental podía ser su handicap tras tres semifinales perdidas de manera consecutiva en Wimbledon.

“Estoy tranquilo y excitado al mismo tiempo. Fue muy parejo, sobre todo en los dos últimos sets, en que ambos tuvimos nuestras chances. En 4-4, él tuvo dos bolas de break pero logré salvarlas. Él comenzó a sacar mejor y a conectar voleas increíbles a partir del tercero, incluso en caída (paloma) en más de una vez”, destacó el escocés, de 25 años de edad, oriundo de Dunblane.

Murray, ya héroe local, contó con el apoyo de los más de 15.000 espectadores presentes en el All England Club, quienes, entre gritos y aplausos, llevaron al furor a un tenista al que le queda lo más difícil, batir a Federer en la final, quien, de ganar, igualará además el récord de siete títulos del estadounidense Pete Sampras.

Serena Williams va por su quinto Wimbledon

Serena Williams va lanzada a su quinto Wimbledon, aunque antes deberá imponerse en la final de hoy (8:00 a.m. por Espn) a la polaca Agnieszka Radwanska, que jugará en la última ronda de un Grand Slam por primera vez en su carrera.

Al lado de la estadounidense, Radwanska parece un peso pluma, tanto en el plano físico como en el de palmarés. Serena de 30 años, tiene 13 títulos de Grand Slam, cuatro de ellos en Wimbledon (2002, 2003, 2009 y 2010). La menor de las hermanas Williams disputará su 18ª final de Grand Slam, la séptima que juega en Wimbledon.

Temas relacionados