Es el nuevo líder de la clasificación por puntos

Fernando Gaviria no ganó, pero se quedó con la tercera etapa del Giro de Italia

Noticias destacadas de Deportes

El colombiano fue segundo en la tercera etapa del Giro de Italia, pero la organización sancionó al italiano Elia Viviani y por eso el antioqueño, que llegó a cinco triunfos en la Corsa Rosa, subió al podio.

Esta vez no hubo festejo en el podio, tampoco los brazos arriba y mucho menos el baño de champán. De hecho, fue todo lo opuesto a lo que se esperaría de alguien que acaba de ganar una etapa en el Giro de Italia. El antioqueño Fernando Gaviria recibió el premio cabizbajo, como una manera de protestar por lo sucedido ayer, cuando la organización desclasificó al local Elia Viviani tras imponerse en la tercera jornada.

Fue otra forma de demostrar que la victoria que llega de esa manera no se disfruta, que el respeto por el otro es más grande y que es más digno derrotar al rival en la carretera, a más de cincuenta kilómetros por hora y con los codos abiertos. Sin embargo, el reglamento es claro y el italiano, aunque no se haya dado cuenta, cerró en el embalaje a su compatriota Matteo Moschetti, incluso lo rozó, algo que está prohibido, pues si hay una cosa que sabe un velocista es que siempre debe mantener la línea de carrera.

El equipo Trek presentó una protesta formal a los jueces apenas terminó la etapa y esta prosperó, pues luego de un par de revisiones a las imágenes hubo consenso de los comisarios. El VAR actuó, hubo justicia y el triunfo contra el viento quedó en manos de Gaviria, el quinto en su palmarés en la carrera italiana. “Él debió ser el ganador, fue el más rápido y por eso no celebré. Es difícil estar feliz cuando a un amigo como Viviani le hacen esto”, dijo el nacido en La Ceja en la zona mixta en Orbetello, una población a orillas del Mediterráneo, de diques y peñascos, con una laguna azuleja en verano y grisácea en invierno.

En el día en el que se le rindió homenaje a Leonardo da Vinci y a una región de genios e irreverentes de las artes, el pelotón pasó manso por los bosques de la Maremma, hubo tiempo para charlas, también de risas, pues todo estaba premeditado para los últimos kilómetros, el instante en el que empieza el trabajo de los lanzadores, el momento en el que los favoritos se arropan en el medio para evitar la fricción de la punta. Como se esperaba, el primer equipo que se puso adelante fue el Quick Step, que hizo una hilera para llevar a Viviani. Y similar a una máquina sincronizada tomó las curvas a la derecha y a la izquierda, y fue dejando regados a sus propios corredores luego del desgaste hecho. Y el italiano Viviani quedó adelante y aceleró tanto que le sacó a los demás un cuerpo de ventaja.

Y atrás, un Gaviria que pareció dormido al principio, supo meterse por pequeños espacios y se fue acercando, y esquivando ciclistas se ubicó en una buena posición. Pero esta vez Viviani fue más potente y veloz. Y lo venció por nada. Por eso el reconocimiento de Fernando al cruzar la meta, la mano al italiano en una muestra de caballerosidad. Lo cierto es que, más allá de lo que haya pasado, quedará en el registro que el colombiano se impuso en la tercera etapa de la Corsa Rosa 2019, que sumó su quinto éxito en la primera de las tres grandes de la temporada y escaló al primer puesto de la clasificación por puntos, la cual lidera ahora con 58 unidades, ocho por arriba del campeón alemán Pascal Ackermann. La camiseta chiclamino vuelve a ser de Fernando, como hace dos años, cuando fue el más regular de la competencia.

En cuanto a la clasificación general no hubo cambios y el esloveno Primoz Roglic (Team Jumbo) se mantuvo en el primer puesto seguido del británico Simon Yates (Mitchelton-Scott) y el local Vincenzo Nibali (Bahrain Merida). El colombiano Miguel Ángel López (Astana) es cuarto y también el mejor de la clasificación de los jóvenes. Hoy será la cuarta etapa, otro día largo para el pelotón con 235 kilómetros entre Orbetello y Frascati. Un premio de montaña de cuarta categoría y dos metas volantes, la hoja de ruta para un lote que se mantiene intacto con 175 de los 176 corredores que partieron (solo ha quedado por fuera el japonés Hiroki Nishimura, quien estuvo fuera del tiempo límite de la contrarreloj individual del sábado pasado).

Comparte en redes: