"Fueron tres semanas mágicas"

Dice Bradley Wiggins, campeón del tour de Francia 2012.

El británico Bradley Wiggins, que este domingo se convirtió en el primer ciclista de su nacionalidad en ganar el Tour de Francia, agradeció el apoyo recibido por los aficionados y aseguró que fueron tres semanas mágicas para el ciclismo: “Sólo quiero decir gracias, desde el fondo del corazón, por vuestro apoyo. Fueron tres semanas mágicas para el ciclismo, sobre todo para el pedalismo británico. Me habéis ayudado a ganar este Tour”.

Wiggins hizo ondear por primera vez la bandera británica en los Campos Elíseos de París, al término de una prueba que dominó de principio a fin su equipo Sky. Para completar la superioridad británica, Mark Cavendish se impuso en el embalaje en la última etapa, logrando su cuarto triunfo. Con seis victorias, la formación británica Sky arrasó desde el primer día. Tanto, que el segundo puesto de la general fue para otro británico, Chris Froome.

Wiggins restó importancia a ser el primer británico en lograr la carrera y aseguró que lo más importante es haberla ganado: “Conquistar el Tour es lo más grande. No muchos ciclistas han vencido. Desde que yo nací, sólo hay 15 vencedores, yo soy el 16. Es una lista histórica, no hay muchos”, destacó a la agencia EFE.

El ciclista afirmó tener una sensación extraña: “normalmente son los otros los que ganan”, apostilló Wiggins, de 32 años, quien viajó anoche mismo a Londres para competir en los Olímpicos. “El primer objetivo sería ganar la prueba de ruta con Cavendish, pero para mí sería maravilloso poder lograr el oro en la contrarreloj. Si estoy como ayer (el sábado), en mi especialidad, puedo conseguirlo” .