8 Apr 2021 - 7:05 p. m.

Así veo la Liga

“El amor y el deseo son las alas del espíritu de las grandes hazañas”, Goethe.

El desarrollo de la Liga de fútbol de Colombia, con las adversidades por todos conocidas, ha dado muestra de que se podría llegar a mejorar bajo otras condiciones y aumentar el rendimiento futbolístico.

Hay tres categorías claves para tener en cuenta en la resiliencia: lo que tengo para sostenerme en los momentos difíciles, lo que soy y lo que puedo llegar a ser.

Por las circunstancias actuales, ha correspondido ejecutar un torneo con un gran número de partidos seguidos para cumplir con el calendario, afectando ostensiblemente la calidad del espectáculo y dejando como consecuencia la irregularidad de los equipos y los continuos cambios en la tabla de posiciones.

Algunas consideraciones al respecto:

1. Recuperación física: es un factor muy importante, ya que los jugadores tienen muy poco tiempo para realizar una adecuada recuperación física y mental, porque se juega muy seguido, hay viajes y problemas en los aeropuertos.

2. Lesiones: en cada fecha en varios equipos se vienen presentando lesiones de índole muscular, que afectan el funcionamiento del equipo.

3. COVID 19: como aún está presente, siguen y seguirán presentándose casos positivos en los equipos, obligándolos a utilizar nóminas alternas para poder jugar.

4. Poco tiempo para trabajar: es muy escaso el espacio entre partido y partido para corregir tácticamente; casi que lo hacen en la misma competencia.

5. Irregularidad: no hay un equipo que marque la diferencia con respecto a los otros. Oscilan demasiado en rendimiento y resultados, por eso la definición de los ocho clasificados aún no está clara y quizás habrá que esperar hasta la última fecha.

Esperemos que con las decisiones que tomen los clubes para el próximo torneo, según la condición sanitaria, se pueda planear y ejecutar un torneo mucho más adecuado para todos los que participan en el fútbol colombiano.

Comparte: