"Corren o se mueren", el mensaje con el que barristas protestaron en la sede del Cali

Los hinchas llegaron hasta el lugar para rechazar el desempeño y resultados del conjunto azucarero. Según ellos, los mensajes no son una amenaza a la integridad de los jugadores.

Cortesía: Eduardo Manzano.

“Corren o se mueren” decía una de las pancartas con las que hinchas del Deportivo Cali se presentaron en la sede administrativa Alex Goyareb del equipo azucarero, ubicada en la Avenida Vásquez Cobo, en el norte de la ciudad, para rechazar el desempeño y resultado del onceno en los últimos dos partidos.

Los hechos ocurrieron en la tarde del martes 13 de febrero cuando varios hinchas, al parecer integrantes de la barra Frente Radical Verde – Utras, llegaron hasta el lugar para realizar una protesta, según ellos, pacífica.

Aunque en el desarrollo de la manifestación no se presentaron situaciones graves de orden público, los mensajes plasmados en las pancartas: “queremos directivos, no delincuentes” y “corren o se mueren” han generado gran polémica, sobre todo en redes sociales.

Muchos han considerado que estas frases obedecen a amenazas directas en contra de directivos y jugadores. Sobre el tema,  El Espectador habló con el subcomandante de la Policía Nacional de Cali, coronel Herny Jiménez, para conocer detalles del caso.

“Los hombres que trabajan con enlace de barras informaron que, según los líderes, en ningún momento se trató de amenazas contra de la integridad de directivos y jugadores, sino que querían manifestar su malestar y que el equipo se colocara en sintonía con el campeonato porque no están jugando bien”, explicó el uniformado.

Según el subcomandante, no se puede inferir que sea una amenaza, pero tampoco se puede descartar. Por ello, Policía Judicial está realizando las labores de investigación para determinar si los mensajes tienen algún fondo diferente a simples manifestaciones de hinchas.

“El año pasado ellos también fueron a la sede del Cali, lanzaron algunos improperios que parecían amenazas, hablaron con el jugador Mayer Candelo y después se retractaron”, indicó Jiménez.

Como medida preventiva la Policía desplegó unidades para reforzar la seguridad de la sede donde ocurrieron las protestas y en la sede de entrenamiento (ubicada en Pance) del Deportivo Cali, especialmente hoy, cuando el equipo disputará la tercera fecha de la Liga Águila contra Boyacá Chicó.