Llega como reemplazo de Luis Fernando Suárez

El camino de Humberto Sierra para ser entrenador

El “Tuto” fue nombrado nuevo estratega de La Equidad. Su gran objetivo para 2019 es realizar una buena campaña en Liga y Copa Sudamericana.

Carlos Mario Zuluaga, presidente de la Equidad, junto con Humberto Sierra. / La Equidad

“Si se presenta una buena oportunidad para dirigir, tómela. Lo veo con buena capacidad para hacerse cargo de un equipo”, esas fueron las palabras con las que Juan Carlos Osorio animó a Humberto Sierra para que tomara las riendas de un club. Antes había sido asistente técnico de estrategas como Reinaldo Rueda, Alexis García y Luis Fernando Montoya, también fue el encargado de los equipos de formación del Once Caldas y Atlético Nacional e incluso estuvo como veedor de jugadores en el Deportes Tolima.

Humberto Tucho Ortiz fue su padre en el fútbol. Lo conoció en la selección de Antioquia a finales de los años 70 y después se lo llevó al América de Cali, equipo con el que debutó como jugador profesional. Sierra era un mediocampista de creación, hábil, de mucha inteligencia y con gol. Marcó 88 tantos en el balompié local. Estuvo en una de las mejores épocas del cuadro escarlata (1980-84). Allí ganó tres títulos (82-83 y 84).

Después pasó al Atlético Nacional. Lo hizo en un canje que llevó a Hernán Darío Herrera y Pedro Sarmiento al equipo rojo y a Víctor Lugo y a él al verde paisa, en el que duró tres años (85, 86 y 87) y fue parte del inicio del proceso de los puros criollos. Era habilidoso con el balón y siempre fue visto como un jugador clave para fortalecer el ataque. Por eso Independiente Medellín puso sus ojos en él y compró sus derechos deportivos en 1988. Llegó junto con dos jugadores chilenos: Óscar Wirth y Juan Carlos Letelier, quienes fueron contratados por La Serena en 1989 y recomendaron a Sierra, quien llegó a préstamo al conjunto del país austral.

A partir de ahí comenzaron los ires y venires por diferentes equipos: Atlético Bucaramanga (1990 y 1995), Medellín (1991), Marítimo de Venezuela (1991-92), Tolima (1993), Envigado (1994) y Santa Fe (1994-II).

Tras su retiro, en 1995, montó un club aficionado que lleva su nombre. Sin embargo, el fútbol le empezó a abrir más puertas: llegó a Nacional en 1997, donde trabajó en los equipos de formación. “Ahí hice mi proceso como entrenador de las divisiones menores. Aunque esa experiencia no duró. En 1999 Alexis García me llevó como su asistente al Once Caldas”.

Posteriormente estuvo seis meses con Independiente Medellín y volvió a Nacional. Allí trabajó con Luis Fernando Montoya como su asistente y estuvieron a un paso del éxito en 2002. Perdieron la final del primer semestre frente al América. Después de la salida de Montoya, Sierra fue nombrado director de las divisiones menores, pero le dijo adiós al club antioqueño en 2007 y se fue a trabajar con Víctor Espinosa en el Quindío. También pasó por el Tolima como veedor de jugadores y en 2009 llegó al Once Caldas, club en el que conoció a quien terminó siendo su mentor en los últimos ocho años, Juan Carlos Osorio.

“Soy un agradecido con la vida por presentarme a una persona como él. Me beneficié de su metodología de trabajo, de su idea de juego. La manera como le gusta jugar. Lo que más valoro es lo que es como persona: es un gran ser humano, un hombre muy honesto, genuino en su manera de ser. Una persona de familia, un gran amigo. Desde lo profesional lo admiro mucho, es un hombre entregado al fútbol, dedicado a investigar y muy abierto a aprender”. Los adjetivos se le quedan cortos para calificar a Osorio, con quien estuvo en el Caldas, Nacional y en la selección de México.

En ese tiempo solamente se separó de él por cinco meses, que fueron los que el risaraldense estuvo en São Paulo de Brasil. En ese lapso Sierra trabajó al lado de Reinaldo Rueda, a quien define como un señor del fútbol. Tras el Mundial de Rusia tomó la decisión de comenzar un nuevo rumbo, el de convertirse en entrenador principal. La Equidad, equipo con el que maneja un lazo cercano debido a que es amigo del presidente, Carlos Mario Zuluaga, le abrió las puertas para que arranque su nuevo sueño: ser la cabeza de un cuerpo técnico.

 

831302

2018-12-28T09:17:45-05:00

article

2018-12-28T09:17:45-05:00

[email protected]

none

Jesús Miguel De La Hoz

Fútbol colombiano

El camino de Humberto Sierra para ser entrenador

48

4432

4480