En el último minuto, Nacional venció 3-2 a Millonarios en Medellín

El equipo embajador fue superior al paisa, estuvo dos veces por encima en el marcador, pero no supo manejar las diferencias y la capacidad individual de los jugadores de Nacional terminó influyendo para que el resultado terminara 3-2 a favor de los antioqueños.

Luis Alfonso Benavides

El partido más atractivo de la fecha del fútbol profesional colombiano, fue el que disputaron en la noche de este sábado Atlético Nacional y Millonarios en el estadio Atanasio Girardot de Medellín. Por ser el local, se esperaba que el cuadro antioqueño fuera el que saliera a buscar el partido, sin embargo, fue el equipo bogotano el que sorprendió con un fútbol ofensivo y práctico. 

Los clásicos no se juegan, se ganan. Eso parecía tenerlo claro desde el principio el técnico del equipo bogotano, Miguel Ángel Russo, pues entre sus once elegidos para ser inicialistas le dio prioridad a jugadores que en la mitad de la cancha pudieran dominar la pelota. Justamente por esto Atlético Nacional se vio superado. El equipo dirigido por el español Juan Manuel Lillo se ha acostumbrado a jugar con el dominio del balón, pero la idea de Millonarios le hizo confundirse.

El marcador lo abrió el delantero argentino Maximiliano Nuñez, al minuto 39. Un verdadero golazo que sorprendió al arquero Franco Armani. Nuñez no celebraba desde hace 10 meses y nueve días. Claro que la emoción no le duró mucho a los hinchas de Millonarios, pues a los tres minutos, Nacional igualó el marcador con un tanto de penalti del delantero Dayro Moreno, quien había sido derribado en el área por el defensor uruguayo Matías De Los Santos. 

Para el segundo tiempo, Millonarios siguió con la actitud ofensiva. Aprovechando la línea de tres defensores del equipo verdolaga, le apostó a agredirlo por las bandas. Y de esa manera, en un contragolpe, encontró el 2-1. Iban apenas dos minutos de la segunda parte, cuando Ayron Del Valle recibió un pase gol de Santiago Mosquera y envió el balón al fondo de la red. 

Nacional no reaccionaba. Lillo desde el banco tampoco encontraba la manera de darle rumbo a su equipo, pero está claro la calidad de la nómina que tiene y el talento individual de sus jugadores. Y cuándo más mal jugaba Nacional, encontró la igualdad. La defensa de Millonarios se desbarajustó, no presionó nadie a Andrés Renteria, quien remató a ras de piso desde fuera del área y venció al arquero Nicolás Vikonis para decretar el 2-2.

El coraje de Millonarios siguió siendo igual e hizo todo lo posible por volver a irse adelante en el marcador. Tal vez en otro momento la idea pudo ser defender el empate, pero este Millonarios fue diferente jugó con amor propio, como se debe afrontar  los clásicos y pudo llevarse la victoria, pero le faltó definición. Y una vez más la jerarquía de Nacional salió a relucir, pues en el último minuto, Dayro Moreno puso el 3-2 final.

La victoria no es virtud del técnico Lillo. Este Nacional juega mal, no es agradable de ver, pero tiene hombres de mucha calidad como Dayro, que una vez más le marcó a su ex equipo en los últimos instantes del juego. 

Atlético Nacional se ubica parcialmente en la tercera posición de la Liga Águila con 22 puntos. Por su parte, Millonarios es séptimo, con 17 unidades. En la próxima fecha Nacional visitará al Envigado, mientras que Millonarios recibirá en el estadio El Campín de Bogotá al Deportivo Pasto. Ambos tienen en sus manos la clasificación a los octavos de final de la Liga.

Temas relacionados