“Estoy preocupado y desmotivado”: Jorge “Polilla” Da Silva

¿Seguirá como entrenador del América? El uruguayo tomará la decisión en enero, cuando regrese a Cali. Por ahora no está conforme con la salida de algunos jugadores y las contrataciones para el 2018.

El uruguayo Jorge "Polilla" Da Silva, durante el último partido que jugó América en el 2017, la semifinal contra Millonarios.Cristian Garavito - El Espectador

Parece que la tranquilidad es algo difícil de conseguir en el América de Cali. Sufrió este año para salvar la categoría y todo iba encaminado en el club escarlata para realizar un proyecto con el ídolo de su afición, el director técnico uruguayo Jorge “Polilla” Da Silva. Sin embargo, eso podría cambiar.

El entrenador charrúa se encuentra preocupado por la falta de refuerzos para el 2018 y por la salida de jugadores que pretendía conservar en el plantel del cuadro vallecaucano. “No he presentado renuncia al América, pero sí estoy muy preocupado y algo desmotivado, dejé una lista de jugadores y veo que todos se han ido para otros lados y así va a ser muy difícil. Sin embargo, viajaré a Cali y veremos que pasa”, le dijo Da Silva al periodista Carlos Arturo “Petiso” Arango.

“Mi compromiso con América está firmé, pero sí en enero llego y vemos que no está garantizado el proyecto con los jugadores que se pidieron, las cosas pueden cambiar”, también manifestó “El Polilla” en declaraciones que recoge el periodista Steven Arce.

América anunció hace dos semanas la salida de nueves futbolistas de su nómina profesional y hasta ahora solo ha contratado a tres para la temporada 2018, en la que afrontará Liga, Copa Águila y Copa Sudamericana. El mediocampista Avimiled Rivas, el defensor Danilo Arboleda y el lateral izquierdo Harrison Canchimbo, las incorporaciones.

Se espera que la próxima semana Da Silva arribe a Cali para hacer un análisis de la plantilla con la que cuenta el América -que buscará reforzarse en estos días- y que después decida si continúa con el equipo que anhela la estrella 14 en su escudo, en un año en el que ya no estará en la parta baja de la tabla del descenso.