Germán Cano se convirtió en el goleador histórico de Independiente Medellín

Con la anotación en el empate 1-1 ante Unión Magdalena por la fecha 4 de la Liga Águila, el delantero llegó a 93 goles y superó a su compatriota José Vicente Grecco como el máximo artillero en la historia del 'Poderoso'. 

AFP

Los goles lo volvieron ídolo. Su apellido comenzó a escribirse en las páginas del Independiente Medellín. Su posible salida del equipo molestó a los hinchas, pero hay quienes se deben a una institución y el equipo rojo de Antioquia es el sitio ideal para Germán Ezequiel Cano. Este sábadom con la anotación en el empate 1-1 ante Unión Magdalena por la fecha 4 de la Liga Águila, el delantero llegó a 93 goles y superó a su compatriota José Vicente Grecco como el máximo artillero en la historia del 'Poderoso'. 

El DIM, su lugar en el mundo

Germán Ezequiel Cano nació en Posadas, una pequeña ciudad en la provincia argentina de Misiones. En 2008 debutó como profesional con la camiseta de Lanús. Pasó por Chacarita Juniors y viajó a Colombia a mediados de 2011 para reforzar al Deportivo Pereira.

Tras un breve paso por Nacional de Paraguay, llegó al Medellín y a punta de goles se convirtió en ídolo de la afición. En tres temporadas vestido de rojo marcó 54 goles en 99 partidos. Luego se fue para México, en donde no pudo brillar. Las lesiones, entre ellas una de ligamento cruzado que lo dejó fuera de las canchas durante ocho meses, y la falta de continuidad conspiraron contra sus estadísticas y en tres años solamente consiguió 21 anotaciones con Pachuca y León.

Le puede interesar: Germán Cano, el goleador histórico de los torneos cortos en Colombia

Pero su imagen en Colombia seguía intacta. En 2018 regresó a Medellín y ratificó con creces su capacidad goleadora. Hizo 32 goles en el año y volvió a poner de moda en la capital antioqueña la camiseta número 14.

El Goleador del Pueblo se reencontró con su fútbol y fue uno de los artífices del subtítulo del DIM en la Liga Águila y la clasificación a la Copa Libertadores de América 2019.

Con treinta años de edad y la motivación de haberse convertido en padre, Cano asumió también el rol de líder y capitán del equipo: “Una responsabilidad, pero también un orgullo”, aseguró a inicios de mes.

Luego de estampar su firma en el contrato que lo liga al Medellín hasta el final de esta temporada, admitió que además de hacer una buena campaña con el equipo desea convertirse en el máximo goleador histórico del Poderoso.

Ante Palestino igualó a su compatriota José Vicente Grecco, quien hizo 92 en dos períodos: 1956-57 y 1961-66. A Carlos Castro lo superó a finales del torneo pasado en 2018.

A finales de enero, Cano estaba a cuatro goles. Cuatro dianas de entrar a los libros de historia de su querido Independiente Medellín. Los partidos fueron pasando y ya consiguió su objetivo. Si al delantero lo miden con goles, Cano hace mucho tiempo pasó la prueba.