La trayectoria de Guillermo “El Teacher” Berrío en el Fútbol Colombiano

Noticias destacadas de Fútbol Colombiano

Berrío dejó un importante legado como jugador, goleador y entrenador.

54 años cumplió Luis Guillermo Berrío Gómez, mejor conocido como El Teacher, el pasado domingo, el mismo día de su muerte.

Berrío, que gozó de una extensa carrera como futbolista en Colombia, Venezuela y Perú, nació en 1967 en Amagá, un municipio ubicado al suroeste de Antioquia.

Sin embargo, vivió la mayoría de su infancia y adolescencia en Cali. Allí Berrío empezó a interesarse en el fútbol, pasión que lo llevó a terminar jugando como profesional en América de Cali, equipo en el cual debutó en el año de 1986.

En su carrera, como jugador, El Teacher Berrío más tarde se convertiría en un símbolo de Atlético Huila, escuadra en la cual es el máximo goleador de la historia del club.

Mire Falleció Guillermo “El Teacher” Berrío

Y sería también en Huila el lugar en el cual logró la cima de su carrera como entrenador, después de alcanzar la final del campeonato colombiano en 2009, en la cual perdió contra Independiente Medellín.

Su trayectoria como jugador

En América, Berrío debutó como profesional en 1986 y allí estuvo hasta 1991. Juvenil, con toda una carrera por delante, Berrío no tuvo un protagonismo especial con los escarlatas. Por eso, a inicios de la década del 90, después de breves pasos en Deportivo Pereira, Atlético Bucaramanga y Cúcuta Deportivo, El Teacher se iría cedido a Envigado, equipo de segunda división que lograría el ascenso con Berrío en la plantilla.

No obstante, y más allá de ser uno de los protagonistas de ese logro, al siguiente año Luis Guillermo Berrío se iría a Atlético Huila, equipo en el cual se convertiría en ídolo.

Con Huila, Berrío lograría el ascenso y empezaría a destacarse como un buen jugador en el Fútbol Profesional Colombiano. El Teacher llegó en el 92 a Neiva y se iría de allí en el 96 para jugar con Deportes Tolima.

No se pierda: Tras partido inédito, el descenso sigue en vilo

Esa época en Huila, Berrío vivió su mejor momento; figura, capitán, líder y goleador, Luis Guillermo Berrío instaló su nombre en lo más alto de la institución opita. A tal nivel que Gabriel Camargo, dueño de Tolima, le propuso ir a jugar a Ibagué, con la ilusión de que su fichaje potenciara aún más sus capacidades.

No obstante, en el Vinotinto y oro Berrío duraría poco menos de un año, y en 1997 emigraría a Venezuela a jugar con Deportivo Táchira por seis meses en condición de cedido. Después volvería a Tolima, pero nuevamente no alcanzaría su mejor rendimiento, razón por la cual volvieron a transferirlo.

De esa manera, Berrío volvió en el 98 a Huila, un renacimiento para su carrera que le permitiría emigrar, los dos años siguientes, nuevamente al fútbol internacional, en esa oportunidad a Perú.

El Teacher Berrío, en el ocaso de su carrera, jugaría en Unión Minas, primero, y en Juan Aurich, después. A pesar de que tuvo un buen rendimiento en Perú, que le habría permitido seguir, Berrío tenía la firme intención de jugar los últimos años de su carrera en su país.

Por eso entre el 2000 y el 2004, el año de su retiro, Luis Guillermo Berrío volvería a Colombia para jugar en Atlético Huila, donde consiguió 48 goles y se convirtió en el máximo goleador de la historia del equipo huilense.

Finalmente Berrío terminaría su carrera en Deportes Quindío, equipo en el cual solo jugó tres partidos, y en Deportivo Pereira, escuadra en la que se retiraría del fútbol profesional y en la cual también es recordado con especial cariño por la hinchada matecaña.

Más: Jesús David Peña: la resurrección del artista

Como entrenador

Como estratega, Luis Guillermo Berrío también dejaría un legado muy importante para el Fútbol Profesional Colombiano. A lo largo de su carrera como director técnico, El Teacher nunca logró un título, pero tuvo una importante trayectoria en clubes como Atlético Huila, Independiente Medellín, Deportivo Pasto y Alianza Petrolera.

Siempre llamó la atención su apodo, que hace referencia a maestro o profesor, pero en inglés. Es curioso porque fue un apodo que le pusieron en su barrio, por su habilidad para manejar la pelota, pero no fue por algo relacionado a su capacidad como director técnico.

Berrío empezó como entrenador de divisiones menores y como asistente técnico de Néstor Otero en Atlético Huila. Y sería en 2008, después de la destitución de Otero, que Berrío dirigiría su primeros encuentros, como entrenador interino, en los últimos cinco encuentros del torneo finalización.

No se pierda: Carlos Bejarano: “El llamado es a que exista juego limpio”

Sin embargo, sería después, a mediados del 2009, que Berrío tomaría las riendas del equipo huilense de forma oficial. Ese año, El Teacher tendría su mejor año como entrenador, después de llegar a la final del torneo contra Independiente Medellín.

Aunque perdería el campeonato, esa campaña fue histórica para Atlético Huila. Con los opitas estaría hasta 2011, con un gran rendimiento, año en el que llegaría al Equipo Poderoso de la Montaña.

El Teacher Berrío, sin embargo, no volvería a lograr el buen nivel que tuvo con Huila y seis meses después de llegar a Medellín saldría del equipo rojo. En 2013 llegó a Alianza Petrolera y su último equipo sería Deportivo Pasto, en 2015.

Le puede interesar: Las burbujas de María Camila Osorio

Luis Guillermo El Teacher Berrío dejó un legado importante para el fútbol colombiano. Brilló en Huila y Pereira como jugador, y estuvo muy cerca de lograr con el equipo de Neiva el primer y único campeonato de su historia.

Comparte en redes: