Liga Águila 2017-2

¿Hay insultos racistas en el fútbol colombiano?

Aunque la euforia lleva a comentarios frívolos, en el torneo nacional no hay una tendencia de estos comportamientos como en Brasil o Argentina.

Mauricio Alvarado - El Espectador

El domingo, en la victoria de Millonarios 2-0 sobre Once Caldas, apenas Duvier Riascos desperdició una pena máxima, aparecieron los insultos en la tribuna. “Negro  hp”, dijo un aficionado. Sin embargo, lo que parece un insulto racista fue una frase sin sentido, del momento, de la rabia y de la boca que no hace filtro por la cabeza. Esto recordó la polémica olvidada de hace algunos años y que en el fútbol colombiano solo ha tenido un antecedente de peso.

En 2012, luego de un partido entre Pasto y Equidad, en el estadio Libertad, el equipo nariñense fue sancionado por la Dimayor luego de que sus hinchas le gritaran negros y micos a los jugadores Dhawlin Leudo y Carmelo Valencia en el minuto 83, cuando el club bogotano ganaba 3-1 (el marcador se mantuvo hasta el final). La penalidad fue monetaria (11.334.000) pues en el código disciplinario no está contemplado la pérdida de los puntos o la sanción de la plaza.

Jorge Perdomo, presidente del ente rector del fútbol profesional y aficionado, aseguró en entrevista con Caracol Radio que aunque todavía hay personas que sueltan este tipo de insultos, por fortuna en Colombia no es un problema grande que altere la actividad deportiva. “Son voces solitarias; nada generalizado. Estamos investigando una conducta denunciada por un árbitro sobre unos directivos, pero nada más. Pero hay que recordar que es una de las conductas que más fuerte castigamos”, dijo Perdomo a la cadena radial.

Al finalizar el encuentro entre el cuadro embajador y el de Manizales, Francisco Maturana, también fue indagado sobre el tema en la rueda de prensa a lo que respondió categóricamente: “en el fútbol colombiano no hay racismo o, por lo menos, a mí no me ha tocado". En nuestro país hay una ley que castiga el racismo con penas de uno a tres años de cárcel.