Huila logró su primer título en la Liga Femenina

El equipo de Neiva venció 3-0 en la definición desde el punto penal a Nacional y le dio a Neiva su primer título profesional.

Huila logró su primer título en la Liga Femenina
Ingrit Vidal celebra el primer gol del Huila frente a Nacional.Luis Benavides

La definición desde el punto blanco del penal es una lotería. Una serie de emociones se combinan dentro del cobrador, que además cuenta con la presión del público, de sus compañeros. Este jueves, en la final de la Liga Femenina, Atlético Huila y Atlético Nacional decidieron el campeón del torneo mediante cobros desde los 12 pasos. El global, tras 180 minutos, terminó 2-2 y desde el punto blanco las opitas fueron las que se quedaron con la victoria. Ganaron 3-0 gracias a la gran actuación de Daniela Solera, una costarricense que está cumpliendo su sueño de ser profesional en Colombia. Tapó todo lo que le lanzaron. Se volvió impasable y gracias a esa brillante actuación Neiva celebra su primer título.

Las locales sufrieron hasta el final, las visitantes también. El juego fue abierto, de ida y vuelta, sin órden. Todas en busca de un gol: las opitas detrás del que les diera el título en los 180 minutos, al igual que las antioqueñas. Fue un encuentro para devolverse en el tiempo y rememorar aquellos juegos en los que el fútbol se afrontaba así, con ganas, intensidad y mucho ataque. Era la época donde cinco jugaban al frente y los partidos siempre tenían emociones, lejos estaban de la táctica, la organización y los 0-0 no eran repetitivos.

Este jueves, las de Neiva empezaron proponiendo. De la mano de Yoreli Rincón, Karla Torres, Ingrid Vidal y Jaylis Oliveros buscaron pasar por encima de Nacional. En los primeros 15 minutos arrollaron, igualaron el resultado global y crearon dos opciones para irse arriba. El tanto llegó al minuto 10. Pelota profunda de Rincón a Oliveros, quien se apoyó con Vidal. La delantera recibió de espaldas, se acomodó y cruzó su remate para vencer a la arquera Karen Hipólito. Fue 1-0 (1-1 global) muy celebrado. Lágrimas recorrieron el rostro de la goleadora.

Con el marcador en contra, las antioqueñas intentaron nivelar el partido. No generaron acciones de riesgo, pero evitaron que las locales continuaran con el control del compromiso. Lo más cercano que tuvieron para igualar el resultado fue una mala acción defensiva, un mal pase de Gavy Santos a la arquera Daniela Solera, que casi es aprovechado por Lady Andrade. Las salvó la buena reacción de la costarricense. De resto, no se crearon opciones en contra de la portería de las de Neiva.

Sin embargo, en estos encuentros el comienzo de ambos tiempos y el final, son momentos que pueden ser definitivos. En la primera mitad lo había demostrado el Huila y en la segunda, lo demostró Atlético Nacional. Al minuto 47 Lady Andrade cobró un tiro libre que cogió mal parada a Solera, quien apenas pudo tocar el balón que terminó metiéndose en la portería del conjunto local: 1-1 (1-2 en el global). Ese tanto abrió por completo el partido. Locales como visitantes empezaron a dejar espacios atrás en búsqueda del gol que les diera, a las primeras la igualadad y a las segundas sellar el título.

Y fue hasta el minuto 75 que Fabiana Vallejos aprovechó un mal rechazo de Daniela Tamayo y sola frente al guardameta sacó un remate imposible que nuevamente les dio a las locales la igualdad. Juego abierto, ida y vuelta constante. Las visitantes tuvieron el tanto de la victoria, también las locales. No había recuperación, no había marca. La mitad del campo se volvió en un simple pasillo en el que las jugadoras iban y venían constantemente con la mira puesta en la portería rival. Al final terminó 2-2 en el global.

En la definición desde el punto penal. El Atlético Huila fue el equipo que tocó el cielo con las manos. Carmen Rodallega, Fabiana Vallejos y Aldana Cometti acertaron sus cobros. Las cobradoras de Nacional erraron cuatro, tres de ellos atajados por Daniela Solera, quien terminó siendo la figura de un Atlético Huila que por fin pudo sonreír en la liga femenina y le dio a Neiva su primer título profesional.