En juego aplazado por la fecha 15

Huila y Millonarios igualaron sin goles en Neiva

En un partido con pocas emociones y un fuerte calor, los equipos de Néstor Craviotto y Miguel Ángel Russo no se sacaron ventajas.

El cuadro embajador no empataba sin goles con el Huila desde 2013.@MillosFOficial

En el estadio Guillermo Plazas Alcid el calor fue tan sofocante que Miguel Ángel Russo, DT de Millonarios, prefirió hacer la charla técnica del entretiempo en el banco. Camisetas en el suelo, hielo en el cuello y muchas bolsas de agua para mitigar el desgaste de jugar en Neiva a las tres de la tarde, cuando el sol se ensaña generando una temperatura de 30 grados, a la sombra, es decir, casi 34 en el terreno de juego. Y no pasa una sola corriente de aire, como si esas gradas en eterna remodelación generaran un embudo: nada sale, nada entra.

Y sí, este escrito empieza con la descripción del bochorno porque tanto Huila como el cuadro embajador no dieron mucho, tampoco sacrificaron tanto para ganar. Fue un partido escueto, plano, con tres opciones claras de gol, para el local y controladas por Nicolás Vikonis y el travesaño. La primera: un remate de Carlos Ramírez que atajó el portero estirando su cuerpo al máximo. La segunda, un error de Einer Figueroa que no supo aprovechar Ómar Duarte, por no levantar la cabeza, por caer en el pecado del afán. La última, un cabezazo del mismo Duarte ante la mala salida del uruguayo que terminó contra el palo.

Eso fue todo, más allá de la lesión tempranera de Eliser Quiñónez que le permitió a Jacobo Kouffaty entrar al campo en el minuto 15. Fue la primera vez en todo el año que Russo puso al venezolano y a Alexis Zapata en el mediocampo (el primero lleva dos partidos este semestre, por la liga, mientras que el segundo completó el quinto). Ni el uno ni el otro cumplió con ponerle pelotas a Ayron del Valle, un hombre que corrió adelante, desesperado, por tener contacto con la pelota, por jugar.

Así se fueron los 90 minutos, con el equipo huilense tirando todo al área, con Millonarios aguantando, con Russo mandando a la cancha a Henry Rojas para cerrar las opciones del oponente. En conclusión, partido endeble. No se puede decir de una manera más sencilla. El conjunto capitalino, tranquilo por la clasificación a cuartos de final anticipada, llegó a 33 puntos, mientra que Huila se quedó con 24 con la necesidad de ganar los dos que le quedan por delante si quiere meterse en el grupo de los ocho.

 

 

últimas noticias

¿Qué tanto sabe del fútbol colombiano?

Carlos Arango, el primer jugador de exportación

¡El Caldas fue la revelación!

1950, el año del Deportes Caldas