Independiente Medellín dio la sorpresa y venció al Júnior en Barranquilla

Didier Moreno marcó el único gol del encuentro en el minuto 58. El juego de vuelta será el próximo domingo en el Atanasio Girardot.

El cuadro poderoso aseguró medio tiquete a las semifinales de la Liga Águila.AFP

Defenderse puede ser vivificante en el fútbol, mucho más cuando se juega en una cancha que suele ser adversa, inclemente con el jugador visitante. Y eso fue lo que hizo Independiente Medellín este domingo en el estadio Metropolitano. Se plantó, de manera organizada, como le gusta a Ismael Rescalvo, y aguantó las arremetidas de Júnior durante gran parte del encuentro. Y en una de las pocas (porque fueron muy pocas) jugadas de ataque, Didier Moreno culminó lo que fue una muestra de efectividad, de rutina, de movimientos ensayados y le dio la victoria al cuadro poderoso en Barranquilla.

El equipo local lo intentó por el centro, por la derecha, por la izquierda, pero cuando no fue una pierna del rival que mandó la pelota lo más lejos posible, fue David González, el arquero que evitó varios goles en contra, que se lució al igual que sus compañeros, y que le dio más valor a esa única anotación en el minuto 58 de juego. Este partido fue la muestra de que no importa atacar mucho si no se hace bien, que tener más delanteros no garantiza mayor flujo de ataque (Jonathan Álvez entró en la segunda parte) y que en el fútbol, como en cualquier deporte, lo inesperado es lo que le da un toque de misterio a las cosas.

Le puede interesar: Ismael y Juan Rescalvo, las dos voces del DIM

González fue una de las figuras. El portero, fuerte y casi que blindado evitó lo que hubiera sido una derrota del equipo antioqueño. Y junto a él, los otros 10 fueron construyendo de a poco la hazaña y la esperanza hasta que el juez dio por terminado el duelo luego de cuatro minutos de reposición. No pudo Yimmi Chará, tampoco Luis Carlos Ruiz, mucho menos Teófilo Gutiérrez. La pelota no entró en el arco visitante, sí lo hizo una vez en la portería del local y por eso Rescalvo se va con la tranquilidad del trabajo y del hacer y hacer como método para el éxito, pero, sobre todo, con una palabra: efectividad.

El juego de vuelta será el próximo domingo en el Atanasio Girardot, donde Júnior deberá apelar al poder de la voluntad para no quedar eliminado y seguir soñando con las semifinales de la Liga Águila. Por ahora la partida va a favor del Poderoso.

 

últimas noticias

Nacional venció a América en el Pascual

1951, la hora del ‘Ballet Azul’

¿Qué tanto sabe del fútbol colombiano?