John Carlos Ramírez, el hombre detrás del éxito de las leonas

Este bogotano de 42 años, hincha de Santa Fe, es el presidente de Future Soccer, club aficionado que se alió con el equipo cardenal en el proyecto del fútbol profesional femenino.

John Carlos Ramírez, presidente de Future Soccer. Cortesía

John Carlos Ramírez es el presidente de Future Soccer, el club aficionado que buscó Independiente Santa Fe a comienzos de 2016 para hacer una alianza e iniciar el proyecto del fútbol femenino, el cual en dos años ha dejado un balance extraordinario: un tercer lugar en el torneo de Difútbol y el título de la primera Liga Profesional Femenina en Colombia.

John Carlos, bogotano de 42 años, hincha del cuadro albirrojo, quiso ser futbolista, pero su nivel no le dio para jugar más que partidos con conocidos, así que estudió gerencia deportiva y en el año 2000 organizó el Club Los Amigos, integrado por niños del barrio Bochica, al sur de Bogotá, en el que se destacaba Fernanda Másmela, la única mujer.

Luego, en 2005, su escuela pasó a llamarse Future Soccer y allí formó un equipo sólo para niñas, que en 2009 fue a participar en la primera edición del Pony Fútbol Femenino, en Medellín, y se quedó con el título. Eso lo motivó a él y a la junta de acción comunal del barrio Bochica para seguir apostándole al progreso del balompié, y por eso su club llegó a consolidarse como uno de los más ganadores de la capital del país.

Nancy Acosta, Natalia Acuña, Álison Ballesteros, Lisset Aroca, Mayerly Ramírez, entre otras, fueron formadas en el club y más adelante llegaron a integrar las selecciones de Bogotá y de Colombia. Este éxito hizo que cada vez más niñas, que tenían el sueño de ser futbolistas, buscaran esta escuela, por eso les tocó abrir una sucursal en el parque recreodeportivo El Salitre. Esto sirvió para que más de 200 mujeres formaran parte de la institución.

Future Soccer Santa Fe

El presidente de Independiente Santa Fe, César Pastrana, se sorprendió de la organización de Future Soccer y del trabajo que habían hecho en los últimos años, así que tras ir a ver un partido en el que el equipo de John Carlos ganó 6-0, decidió firmar con él la alianza para formar el equipo femenino de Independiente Santa Fe. “John, queremos ser los primeros campeones, así como en los hombres. Ese es nuestro reto”, dijo Pastrana.

Y con esa idea John puso todos sus conocimientos al servicio del cuadro cardenal. Con la ayuda del técnico Germán Morales formó un equipo competitivo que jugó el torneo Difútbol en 2016. Mantuvieron un invicto de 26 partidos, sin embargo, en semifinales perdieron por penales y lo máximo que pudieron hacer fue quedar en el tercer lugar. Luego decidieron, junto a Pastrana, que habría que reforzar ese equipo para la participación en la primera Liga Profesional Femenina, así que John llamó a sus contactos internacionales quienes le ayudaron a traer a las ocho jugadoras extranjeras que terminaron siendo fundamentales en la obtención de la primera estrella.

Melissa Herrera y Carol Sánchez llegaron gracias a unos contactos en Costa Rica. Me tocó convencerlas, porque no estaban muy seguras de venir. Sólo fue decirles que se metieran a internet y miraran lo que era Santa Fe y ahí fue que aceptaron”, recuerda John. “A Oriana Altuve y María Peraza me las recomendó un funcionario del Deportivo Lara, en Venezuela. Les hicimos seguimiento con Germán Morales y las llamamos. Otro caso especial es el de la arquera Kimika Forbes, de quien supe por Melissa Parada, integrante del cuerpo técnico del Sportivo Olimpeño de Paraguay”, destaca Ramírez, quien agradece a César Pastrana y reconoce que fue un hombre que “confió a ojo cerrado en nuestro proyecto y ahora nosotros le respondemos con un título”.