Jorge Perdomo no continuará como presidente de la Dimayor

Durante la asamblea extraordinaria, el dirigente obtuvo 20 votos en contra. Claudia Guerrero queda como encargada. Después del Mundial eligen.

Jorge Perdomo era presidente de la Dimayor desde noviembre de 2015. AFP

Dos años y medio duró la gestión de Jorge Perdomo como presidente de la Dimayor. El dirigente no continuará en el cargo después de que en la asamblea que se llevó a cabo este viernes en Bogotá 20 de los 36 equipos que componen el fútbol profesional colombiano votaran en su contra. Solo 16 defendieron su continuidad. 

Perdomo generó resistencia desde que llegó porque tomó medidas impopulares. Pero más allá de eso, dividió a la dirigencia, que venía muy unida durante la gestión de Ramón Jesurún, le afirmaron algunas fuentes a El Espectador. “El manejo del fútbol colombiano está absolutamente roto. La Difútbol y la Federación determinaron que no se unen más con la Dimayor y eso es algo muy grave. Me parece que el presidente de la entidad, Jorge Perdomo, es un directivo importante, pero no para manejar el fútbol profesional”, admitió en mayo Eduardo Pimentel, máximo accionista del equipo Boyacá Chicó.

Durante los últimos dos años y medio se han presentado varios conatos de revuelta en la Dimayor. En octubre pasado ya era evidente la división entre el llamado G8, integrado por los clubes más tradicionales, con mayores aficiones, y los chicos. Esa crisis se superó gracias a las promesas de mayores ingresos para todos, producto de la nueva negociación de los derechos de televisión. “Ahora somos el G36”, señaló entonces Jorge Perdomo.

Este año, en febrero, su salida parecía un hecho. No obstante, en ese momento, logró el respaldo de Ramón Jesurún, presidente de Colfútbol, y prolongó su permanencia. Pero la semana pasada tomó una decisión que le puede costar el puesto. Ratificó las denuncias, que ya se conocían, contra Álvaro González Alzate, presidente de Difútbol, por supuestas coimas de la Conmebol. El asunto, aunque bien intencionado, incomodó a los dirigentes.