Entrevista con Jorge Perdomo

Jorge Perdomo: “No hay división, ahora somos el G36”

El presidente de la Dimayor habló de todo. Respondió a sus críticos, analizó el estado del fútbol como industria y explicó su plan de acción.

El dirigente huilense Jorge Perdomo pretende darle un vuelco al fútbol profesional. / Cristian Garavito

Dentro de dos semanas, Jorge Perdomo cumple dos años como presidente de la Dimayor. Es un cargo de difícil manejo, como quiera que debe responderles a los 36 presidentes de los clubes profesionales de las categorías A y B. Su gestión no deja de generar polémica en momentos de cosecha en el fútbol colombiano. Sobre su aciertos y críticas habló en extenso con El Espectador.

¿Qué balance hace de su gestión?

Venimos trabajando en un plan decenal. Una institución como la Dimayor debe tener hoja de ruta clara. Hay temas adicionales como transparencia, buen gobierno, mejoramiento del producto, internacionalización de la liga, plan de mercadeo para generar mayores recursos, relacionamiento institucional y el proyecto del Competidor Integral.

¿Cómo pretenden mejorar?

Hemos comenzado exigiendo a los clubes que mejoren su infraestructura, trabajo en divisiones menores y fair play económico. Es decir, que los clubes no gasten más de lo que reciben. Que hagan presupuestos sobre cosas ciertas. Que apliquen normas NIIF. Ahora deben mandar sus presupuestos a la Superintendencia, a Coldeportes y a nosotros. Ya no hay morosidad en seguridad social. Los clubes están a paz y salvo por todos los conceptos. Estamos en contacto con Acolfutpro, que nos informa sobre incumplimientos o dificultades con los clubes.

¿Qué es internacionalización de la Liga?

El CIES Football Observatory nos reconoce como la octava liga exportadora del planeta. Ya firmamos convenios con España y con la Bundesliga. Tenemos aproximaciones con la liga china. Son acuerdos de colaboración en temas como capacitación, licenciamiento, intercambios deportivos. El 31 de enero Santa Fe femenino jugará contra Atlético de Madrid. El Bayern Múnich invitó un equipo sub-15 para el año entrante. Nacional y Santa Fe jugarán un torneo amistoso con Guangzhou Evergrande de China. Hay mucho interés por invertir en clubes colombianos.

¿Hay ofertas concretas?

Nos ofrecieron que, previo al Mundial de Rusia, la selección se concentrara en Pyeongchang, sede de los próximos Olímpicos de Invierno, pero el cuerpo técnico está más interesado en hacerlo en Alemania.

¿Generar mayores recursos tiene que ver con la televisión?

Sí, porque revisamos modelos de todo el mundo, pero especialmente de Perú, Ecuador, Chile y Argentina, en donde todo el negocio de la televisión está migrando a cerrada y es más lucrativo. La idea es implementar el canal Premium con todos los partidos de la liga, conservando el Win básico, ampliado con los juegos del torneo que no eran televisados y los de Liga Femenina.

¿Qué tan adelantado está eso?

Hemos tenido cuatro reuniones con los presidentes de RCN, AT&T y Win. No hemos hablado de plata, pero aspiramos a generar dos veces más recursos. La meta es que en el año cinco recibamos unos US$70 u 80 millones, que serán para los clubes, para que el talento colombiano no salga tan temprano y lo disfrutemos más tiempo acá.

¿Qué otras ideas hay?

Asociarnos con una casa de apuestas y explotar este campo. También crear Dimayor Travel, porque gastamos entre $11.000 y $12.000 millones al año en pasajes, más dos o tres mil en transporte. Súmele hotelería. Si desarrollamos eso, generamos recursos. Otro tema es la comercialización de las vallas. Según Supersociedades, el fútbol aporta el 0,11 del Producto Interno Bruto del país, aspiramos a que en cinco años el impacto sea del 0,50.

¿Qué es eso del relacionamiento institucional?

Dimayor debe ser visual para todos los grupos de interés. Gracias a eso logramos que la reforma tributaria no nos gravara con 19 % de IVA en transferencias y ganancia ocasional. Nos ha permitido involucrarnos en el proceso de reforma penal de política criminal para penalizar el amañamiento de partidos o la violencia.

¿Qué tanta acogida han tenido estas propuestas?

Tenemos una dirigencia madura, consciente de que el fútbol no son 22 personas corriendo detrás de un balón, sino una industria y hay que preservarla.

Los futbolistas han amenazado con ir a huelga si el torneo termina después del 10 de diciembre.

Entiendo la necesidad de que tengan sus vacaciones, pero yo no soy patrono. Tuvimos problemas de fuerza mayor, como el paro de pilotos, el préstamo de escenarios a terceros y el avance de Júnior en la Sudamericana, que modificaron el calendario.

¿Es prioridad colaborarle a Júnior?

A todos los equipos que nos representen. El prestigio del que hoy gozamos es gracias a los éxitos afuera de Nacional y Santa Fe. Aún así, Júnior se va a tener que dobletear, porque no hay más tiempo. En años anteriores se le ayudó a Nacional.

Hay que mejorar los calendarios.

Yo me comprometí a que la Copa Águila de 2018 tendrá un formato distinto, porque hemos encontrado que en su fase inicial es bastante soso. Estamos evaluando posibilidades, conociendo los torneos de Conmebol, para diseñar una liga que podamos terminar con anticipación.

¿Cómo será la Liga 2018?

Del primer fin de semana de febrero al 3 de junio. Y en el segundo semestre, de finales de julio hasta el 9 de diciembre.

¿Se mantendrá el formato?

Es lo ideal. El Cali ha pedido un torneo largo, pero los otros 35 clubes prefieren jugar dos y que cada uno entregue estrella y cupo a Copa Libertadores. Creo que es difícil que eso se modifique.

¿Van a implementar el VAR?

Estamos comprometidos con la llegada de la tecnología al fútbol, para aportar transparencia y minimizar errores arbitrales.

¿Qué les dice a quienes lo tildan de politiquero?

Que en la presidencia de la Dimayor hay que actuar con sentido político. Hay que tener relaciones con los presidentes de los clubes y con otras instancias. Si no fuera así, no habíamos podido obtener el logro de la reforma tributaria ni del Código de Policía.

¿Cómo va el proceso de carnetización de los hinchas?

Es una ley de hace ocho años y no habíamos hecho nada. Hay que cumplirla para proteger el fútbol, porque si no expulsamos la violencia de los estadios, nuestra industria se va a perjudicar. Llevamos unos 125.000 enrolados pendientes de que les entreguen el carné. Y lo comenzaremos a exigir el próximo 22 de noviembre, con ayuda del Ministerio del Interior. Primero en las tribunas populares en Barranquilla, Medellín, Bogotá y Cali. Habrá comparendos educativos, porque hay que inducir a la gente.

Hay rumores sobre un complot para sacarlo de la Dimayor.

Tengo la tranquilidad en el reconocimiento de lo que venimos haciendo y la certeza de que no hay riesgo que se avizore.

¿Tiene el respaldo de la mayoría?

No sé si la unanimidad, pero sí una mayoría significativa.

¿Aspira a la presidencia de la Federación?

No. Estoy comprometido con Ramón Jesurún. Lleva años en el fútbol y tiene reconocimiento nacional e internacional. Si Ramón decide marcharse, no estoy interesado en esa posición. Pero si quiere permanecer, seré su jefe de debate.

¿Descarta ser presidente de Colfútbol?

Tengo tiempo para ello. Por ahora, el plan decenal del fútbol profesional es una hoja de ruta que he construido y no puedo abandonar.

¿Qué opina de la disputa entre el G8 (los clubes grandes) y los chicos?

Esa división se generó por una mala presentación de los intereses del llamado G8. Se entendió como que los derechos de televisión debían quitárseles a los chicos para darle mayor proporción a los grandes con el argumento de que ellos eran los que prendían televisores. Pero el G8 y el G27 es un tema superado.

¿Está seguro de eso?

Les garantizo que esa división está superada. Hoy hablamos del G36. Todos hemos identificado que el contrato actual de televisión no es lo que está necesitando el fútbol. En su momento fue un cambio importante que nos generó recursos, pero hoy no sirve.

¿Por qué no se conocen los detalles de ese contrato?

Porque tiene cláusulas de confidencialidad. Pero hay una comisión que ha analizado ese contrato, sus fortalezas y falencias. No queremos una extensión ni un otrosí, sino uno nuevo.

¿Es cierto que cada usuario pagaría unos $30.000 mensuales para ver el canal Premium?

Es un ejercicio financiero que no se ha terminado. No hemos hablado de cifras, para que vea lo compleja y grande que es la negociación, que irá hasta enero, febrero o marzo. Y su implementación será finalizando el primer semestre o comenzando el segundo de 2018.

Lo acusaron de beneficiar a Jaguares, por permitirle jugar a las 3:30 p.m.

En la asamblea de noviembre de 2014, una vez ascendido Jaguares, se le concedió la excepción de jugar sin el requisito de tener iluminación y no se le puso término. Ha jugado 59 partidos como local hasta ahora. Pretender que a última hora, en el último partido, se cambien las condiciones, no es serio. Además, no es una atribución mía, sino de la asamblea. De hecho, hace un mes estuvimos reunidos con los presidentes de los equipos involucrados en el descenso y se habló de garantías en el tema arbitral y que las fechas 19 y 20 se jugaran a la misma hora. Así se ha procedido.

¿Habrá cambios en el sistema de descenso?

Es un sistema perverso que protege a los equipos grandes. A lo que le voy a hacer fuerza es a que los clubes que asciendan no hereden el promedio de los otros, es inequitativo. Se va a definir en la asamblea del 12 de diciembre.

¿Cuál ha sido su mayor error?

No haber sido suficientemente comunicativo con nuestra gestión. Hacemos muchas cosas, pero no las transmitimos y muchos esfuerzos no se conocen.

¿No le preocupa la falta de visibilidad que tiene la B?

Hay una propuesta para que todos los clubes de la A y la B tengan la misma condición. Antes eran 18 de la A y 18 de la B y los primeros recibían el 90 % de los ingresos y los segundos el 10 %. Hoy son 24 clase A, 25 con Jaguares, y solamente 11 clase B. Con lo que viene en televisión habrá mayor exhibición para todos.

¿Qué opina de las críticas al técnico José Pékerman?

A Pékerman lo contratamos para que nos llevara a un Mundial. Las críticas a un cuerpo técnico que da resultados están fuera de contexto.

¿Qué les ofrece la Dimayor a los futbolistas?

A los 35 años se retiran sin herramientas para seguir produciendo. Hoy tenemos un convenio para capacitarlos como comentaristas deportivos, manejo de negocios o dirección técnica.

¿Sigue siendo hincha del Huila?

Hay algo que las personas nunca cambian, el amor incondicional por un equipo.

¿Cómo quiere que lo recuerden?

Como un hombre que transformó la Dimayor. Me autoimpongo un límite en el tiempo, unos períodos y doy un paso al costado, eso es sano.