Júnior le ganó a Envigado con lo justo

Con un gol de Luis Díaz, el equipo barranquillero logró su segunda victoria consecutiva en la Liga. Llegó a siete puntos.

Júnior venció 1-0 a Envigado en el Parque Estadio Sur.Junior FC

Un gol de Luis Díaz fue lo único en un encuentro en el que ni Envigado ni Júnior quisieron tomar la batuta. Fue el bálsamo, que libró a los fanáticos del fútbol del quinto 0-0 del semestre. Díaz salvó la patria en el Parque Estadio Sur. Lo hizo para el conjunto barranquillero, que era el visitante. Su anotación le sirvió a los dirigidos por Julio Comesaña para lograr su segunda victoria consecutiva en el semestre y saltar a los primeros lugares de la tabla de posiciones.

Júnior dominó el balón. Fue el de la posesión. La idea de Julio Comesaña era hacer notar la diferencia de nómina: meterle miedo a Envigado de nombre con jugadores como Teófilo Gutiérrez, Jarlan Barrera, Sebastián Hernández, Luis Pico. Demostrar que galón por galón, libra por libra era más equipo. Y tal vez en el papel lo sean, pero dentro de la cancha se les complicó hacerlo notar porque el equipo naranja fue práctico y lo complicó cuando quiso. En la primera parte fueron los que crearon las mejores opciones, pero las llegadas de Diego Moreno y Yeison Guzmán se fueron por fuera de forma inexplicable.

A los barranquilleros les costaba crear, generar fútbol. Desde la línea técnica Comesaña se tomaba la cabeza, gritaba, daba órdenes, pero su idea no se veía dentro del terreno de juego. El Júnior sufría el partido, no jugaba bien. Se veía perdido y cuando Envigado pisaba el acelerador, cuando se quitaba la pena y buscaba acercarse, la defensa tiburona hacía agua. No generaba seguridad. Le ganaron siempre por arriba y algunos rebotes. Sin embargo, al equipo antioqueño le faltó constancia, ser más incisivo, intentar más.

Cuando el partido parecía entrar en un bache, cuando no pasaba nada en ninguna de las dos porterías. Avisó el Júnior, que parecía sacar la casta. Teófilo Gutiérrez sacó un remate al minuto 50, que tapó en volando hacia el palo izquierdo, el arquero Santiago Londoño. Fue una sacudida que necesitaba el equipo del Atlántico. Fue como un despertar, la primera llegada siempre abre las puertas, siempre incita a más. Y eso generó en los visitantes, se elevaron los ánimos y el dominio fue mayor. Pases cortos, cambios de frente. Ingresó Víctor Cantillo y con él cambió la cara del Tiburón.

Hasta que al minuto 59. Comenzó una jugada por zona derecha, Jarlan Barrera cambió de frente, Catillo bajó un balón que Luis Díaz acomodó con el pecho y de zurda sacó un remate fuerte arriba, que fue imposible para Londoño. Gol. Golazo. Alegría para los barranquilleros, que lograron el objetivo: marcar primero. Y más fue la felicidad de Díaz, quien fue a abrazar a Comesaña. Un tanto que vale tres puntos, un tanto que le devuelve la confianza a un jugador, que tiene una proyección importante dentro del fútbol colombiano.

Después del gol el encuentro entró en lo que fuera la propuesta de Envigado. Nuevamente el Júnior mostró algunas debilidades defensivas, pero el intento de los locales con el marcador abajo era tímido, carecieron de lo de siempre: falta de intensidad, creación y generación. El tiempo pasó volando para la desesperación antioqueña y lento para quienes veían atentamente el compromiso. Terminó sin grandes novedades o intentos. Fue un 1-0 apenas para un Júnior, que pudo haber hecho más pero se conformó con la mínima diferencia.

804344

2018-08-04T20:21:40-05:00

article

2018-08-04T20:21:40-05:00

jdlahoz86_100

none

Redacción deportes

Fútbol colombiano

Júnior le ganó a Envigado con lo justo

40

3590

3630