La Dimayor y su lucha contra los violentos

La Dimayor y su lucha contra los violentos, lecciones del Informe Taylor

Jorge Perdomo, presidente de la Dimayor, explica como será el proceso de carnetización de los hinchas en Colombia y la instalación de cámaras en los estadios del país.

Hinchas de Atlético Nacional, en el estadio Atanasio Girardot, de Medellín./ Archivo

El 15 de abril de 1989, el fútbol inglés vivió uno de los episodios más tristes y lamentables de la historia del deporte. Durante la semifinal de la FA Cup, entre Liverpool y Nottingham Forest, 96 aficionados murieron aplastados contra las vallas de seguridad por una avalancha. La tragedia de Hillsborough fue el punto de partida para que el Gobierno británico, en cabeza de Margaret Tatcher, se interesara por combatir la violencia en el fútbol y más específicamente a los hoolligans. Por eso, en 1990, publicó un documento conocido como el Informe Taylor, en el que se dieron los parámetros para sacar a los vándalos de los escenarios deportivos, algo que dio resultados y por eso ahora, 27 años después, la Dimayor quiere aplicar algunas de estas medidas para luchar contra la violencia en el fútbol en Colombia y así lograr que las familias vuelvan a los estadios.

Ya, varias de las recomendaciones del informe Taylor se han puesto en práctica en la Liga Águila, como la eliminación de las vallas de seguridad alambradas, no vender bebidas alcohólicas (a excepción de Barranquilla), mejorar los accesos o venta de abonos por temporada. Sin embargo, hay dos detalles en particular que son lo que quiere poner en marcha la Dimayor de ahora en adelante: la instalación de cámaras de video en los estadios del país y la carnetización de todas las personas que entren a ver un partido de la Liga.

Jorge Perdomo, presidente de la Dimayor, le explicó a El Espectador que el objetivo es comenzar con cuatro ciudades que son las que reúnen la mayoría de hinchas: Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla. “Cali es la ciudad que más problemas ha causado. Está siendo azotada por la delincuencia común y por eso hemos comenzado con la carnetización de los hinchas del Cali, América y Cortuluá. Luego seguiremos con los equipos de Medellín, Barranquilla y, finalmente, Bogotá. La idea es que al finalizar el año estén registrados unos 800 mil espectadores”, destacó Perdomo.

El proceso de carnetización no es sólo para hinchas, sino también para todo aquel que quiera ingresar a un estadio de fútbol. Para eso, deberá dirigirse a los puntos de expedición del carné. Si quien va a ir al estadio es un visitante ocasional, podrá hacerlo por única vez sin tener el carné, pero sólo a la tribuna occidental. “Para ingresar será necesario presentar el carné, poner la huella y en el sistema aparecerán todos los antecedentes de las personas; esto gracias a la colaboración de la Registraduría”, comentó Perdomo.

La segunda medida que se tomará con base en la recomendación del Informe Taylor será la instalación de cámaras de video y en este punto todavía hace falta que se pongan de acuerdo el Gobierno nacional y la Dimayor, pues Perdomo insiste en que no sería justo que ellos asumieran el costo de la instalación de tecnología en los escenarios (cerca de 25 mil millones de pesos) porque estos no son de uso exclusivo del fútbol. “Tuve una reunión con el viceministro del Interior, Luis Ernesto Gómez, quien me pidió que se ampliaran los términos de la exigencia del carné para que Gobierno y Dimayor pudiéramos hacer una labor de pedagogía y socialización en el futuro. También entendió nuestra posición sobre el costo de la instalación de la tecnología en los escenarios y convenimos una nueva reunión en presidencia antes de 15 días”, destacó.