La figura de la fecha: Juan Fernando Quintero, un 10 como pocos

Tras la salida de Christian Marrugo al fútbol mexicano y Hernán Hechalar al balompié argentino, el futbolista antioqueño es el eje de un equipo que quiere pelear en los puestos de arriba.

Quintero llegó contra el Cali a su segunda anotación en el torneo. @DIM_Oficial

En la octava fecha dijeron presente Nacional, Medellín y Millonarios. Tres grandes que no iniciaron con el mejor rendimiento pero con sus triunfos están en la pelea. Cada uno consiguió la victoria de diferente manera. Los verdolagas cumplieron y vencieron a un aguerrido América, el embajador, con lo justo, hizo lo propio ante Jaguares, mientras que el rojo de la montaña, de la mano de Juan Fernando Quintero, se llevó los tres puntos en Palmaseca ante Cali. (Así quedó la tabla de la Liga Águila tras la octava jornada)

El 10 del rojo de la montaña tiene claro que se debe echar el equipo al hombro en este semestre. Tras la salida de Christian Marrugo al fútbol mexicano y Hernán Hechalar al balompié argentino, Juan Fernando Quintero es el eje de un equipo que quiere pelear en los puestos de arriba.

En la séptima fecha, Quintero fue quien guío a Medellín a la remontada ante Patriotas. Anotó de penal y desde atrás generaba una y otra opción de peligro para que los delanteros la embocaran. Lo mismo hizo frente a Cali. No se achicó ante la adversidad y cuando más se le necesitaba, apareció.

Cada vez que el balón llega a los pies de Quintero se evidencia que es un jugador diferente. Muy pocos en el fútbol colombiano pueden hacer lo que él hace. Su zurda es precisa, no necesita de gran velocidad en sus piernas para poner donde quiera el esférico, ya sea para dejar mano a mano a uno de sus compañeros, o para colgarla en el ángulo como lo hizo ante el Deportivo Cali en la primera anotación de Medellín.

En Palmaseca, el jugador de 24 años de edad manejó los tiempos del partido a su antojo. Fue el dueño del balón. No había jugada de peligro de Medellín que no pasará por sus pies.

Su momento da para pensar en una posible convocatoria a la selección Colombia. Más aún, cuando está en duda James Rodríguez. Además, Quintero tiene la ventaja de que llega con ritmo y que cuando se le convocó en su momento, respondió. (Las lesiones, el dolor de cabeza de Pékerman de cara a una fecha decisiva en las eliminatorias)

No cabe duda que es la figura de Medellín. Se ganó la capitanía por encima de emblemas del club como David González y Mauricio Molina, porque volvió a demostrar toda su calidad. Pero esto lo debe ratificar cada partido, pues todavía no ha podido encontrar la regularidad necesaria en su carrera. Al parecer, el poderoso de la montaña es el lugar para hallarla, allí todos esperan que siga deslumbrando con su inteligencia y buen fútbol.