"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 2 horas

La mano de Russo, la mente maestra de la estrella 15 de Millonarios

El argentino llegó el 23 de diciembre pasado luego de que Diego Cocca abandonara el barco de forma inesperada. Bendita salida.

Russo ganó la Copa Libertadores de 2007 con Boca Juniors. Mauricio Alvarado

El 23 de diciembre de 2016, Miguel Ángel Russo asumió las riendas de Millonarios. Tras la intempestiva salida de Diego Cocca, quien hizo un revolcón en el equipo, prescindió de varios futbolistas, al final se decantó por una oferta de Racing de Argentina y abandonó el barco justo antes de empezar el viaje. En medio de la tormenta, el argentino de 61 años aceptó la propuesta con una plantilla que no conocía y con jugadores que no había pedido, pero de los que sacó la mejor versión de ellos mismos. “Nunca había vivido una final igual ni como jugador ni como entrenador”, dijo con voz quebrada en la rueda de prensa mientras cargaba a su nieto.

Millonarios cerró la Liga Águila con un invicto histórico en los torneos cortos con 14 encuentros sin perder. Nunca cayó en El Campín y registró su mejor desempeño de local. También hizo record de puntos en la tabla de reclasificación. No siempre fue el juego más vistoso o contundente, pero fue fiel a su idea, la reforzó y este domingo hizo el milagro. La mano de Russo.

“En una final hay un antes y un después. Siempre hay una primera vez para todo en la vida. Y a muchos de ellos les tocó. Lo disfruto como si nunca hubiera festejado un título”, señaló el estratega.

Las atajadas de Vikonis, la garra de Cadavid, el sacrifico de Domínguez, la seguridad de Duque, la pausa de Macalister Silva, los goles de Del Valle y las ideas de Russo. La estrella de Millonarios.

“No habíamos jugado bien, por mérito de ellos. Ahora hay que seguir. Marcelo Gallardo (DT de River Plate) me dijo en mi debut con Millonarios: ‘en qué lío te metiste, Miguel’. Y sí, que lío tan especial. Le dedico el título a Julio Cesar Falcioni a Eduardo Berizzo, que se recuperen pronto”, sentenció el timonel argentino entre lágrimas.

Fueron trece años como futbolista, siendo volante de marca y central. Toda su carrera la realizó en Estudiantes de La Plata. Es ídolo del club y uno de los tres jugadores con más partidos disputados con el “Pincha”. Como entrenador, ya son 28 años en el ruedo. Ha dirigido 13 clubes de cuatro países. Su mayor éxito lo consiguió al frente de Boca Juniors, con el que ganó la Copa Libertadores de 2007. También fue campeón del fútbol argentino con Vélez Sarsfield en 2005 y logró el ascenso con Lanús, Estudiantes y Rosario Central.

El estratega albiazul es un hombre amable y cordial al que le gusta la disciplina, aunque reconoce que “en el fútbol se ha perdido el valor de sacrificio”, porque “todo parece funcionar en torno al dinero”. Con tantos años de experiencia en los banquillos, admite que “el triunfo es efímero, pero la derrota dura una eternidad”. La victoria será eterna en la memoria y el nombre Miguel Ángel Russo quedará consignado en los libros del fútbol profesional colombiano.

Temas relacionados