Sin margen de error

Las cuentas de Millonarios para clasificar

Al cuadro embajador le quedan dos duelos de local, uno ante Cortuluá y otro ante Patriotas, y dos de visitante, ante Tigres y Cali. Deberá ganar al menos tres y empatar uno sí quiere quedar entre los ocho.

A Millonarios le quedan cuatro partidos por disputar, de los cuales deberá ganar al menos tres. / Gustavo Torrijos - El Espectador

Millonarios aún no encuentra una estabilidad en esta temporada en la Liga Águila, y eso que el torneo ya lleva 16 fechas. De visitante sigue mostrando malos resultados, pues sólo ha podido ganar uno de los ocho duelos, pero para el técnico argentino Miguel Ángel Russo todo esta bien y de cada derrota siempre busca sacar algo positivo.

Así como pasó este sábado en Manizales, cuando el club embajador fue derrotado 2-1 por el peor Once Caldas de los últimos años, que desde hace varias fechas ya estaba eliminado. De nuevo las fallas defensivas le pasaron factura y volvió a irse con las manos vacías para Bogotá.

“Si tomamos el partido del sábado, en muchas cosas me voy conforme, hubo errores que nos cuestan goles y lo tenemos que saber manejar. Nos duele perder puntos de esta manera, pero hicimos muchas cosas buenas. Creo que merecimos llevarnos algo más, pero el fútbol es así”, indicó en rueda de prensa el estratega.

Los errores de los que habla Russo, que por cierto salen muy caros, deberán corregirlos de inmediato si quieren conseguir un puesto entre los ocho, ya que el torneo está a punto de terminar, quedan cuatro fechas, y el calendario juega a su favor.

“Atacamos bien por momentos, pero aún nos sigue faltando la definición, y demasiado. Cuando te equivocas en ambas áreas, sufres, y eso pasó ante Once Caldas. Pudimos manejar el partido de otra manera, para conseguir el resultado. Ahora debemos enfocarnos en seguir trabajando para mejorar”, destacó el argentino, quien se vio un poco molesto por la jugada polémica del penal a favor de Millonarios sobre el final del partido.

Ya es hora de dejar a un lado los malos resultados y las malas decisiones arbitrales que, hay que aceptarlo, en más de una ocasión han afectado al club azul, y enfocarse en los cuatro partidos que le quedan por disputar.

La siguiente fecha, los dirigidos por el argentino juegan en El Campín, donde saben ganar, ante Cortuluá, quien viene de perder ante Nacional. Aunque ambos clubes se han enfrentado muy pocas veces, pues el equipo caleño ascendio en 2015, la historia no juega a favor de Millonarios, ya que de los cuatro duelos que han disputado, el cuadro azul ha ganado dos y perdido dos.

Posteriormente, se enfrenta en Techo a Tigres, quien viene luchando contra el fantasma del descenso y espera seguir sumando de a tres, no con el mismo objetivo de la mayoría de clubes que es clasificar a los ocho, sino de alejarse de esa zona a la que todos temen llegar. Aunque es en Bogotá, Millonarios es visitante, y sus estadísticas en esta temporada demuestran que no es muy bueno jugando en esta condición, ya que sólo ha conseguido ganar uno de los ocho encuentros.

Para la siguiente jornada recibe a Patriotas, quien viene haciendo una campaña aceptable y esta peleando codo a codo para quedar en los ocho, y aún los puntos le alcanzan. Las estadísticas con este rival son favorables para el cuadro albiazul, pues de las cuatro veces que se han enfrentado, ha logrado vencerlo en tres, además ha conseguido anotarle ocho goles.

El último encuentro, que por cierto es el más complicado, es el clásico añejo en Palmaseca ante Cali, que ha venido resurgiendo en la temporada actual. Este duelo se podrá dar el lujo de perderlo, siempre y cuando haya conseguido ganarle a los tres equipos anteriormente mencionados. Además, llegará con menos presión.

Ambos equipos se han enfrentado en 38 oportunidades, y aunque el último duelo del clásico añejo, que fue el 17 de agosto de 2016, fue albiazul, las estadísticas muestran que Cali es quien más veces ha ganado, con un total de 19 victorias, mientras que Millonarios sólo ha conseguido obtener 11.

Actualmente, Millonarios suma 23 puntos, 21 menos que el líder Nacional, y deberá conseguir al menos 9 de los 12 que quedan en el torneo, sí quiere conseguir un cupo entre los ochos y volver a llegar a disputar un título, algo que no consigue hace cuatro años. Tiene todo a su favor, además de un calendario favorable, pero deberá mejorar en su defensa para que los errores no le sigan costando caro.