Los técnicos en Atlético Nacional

Lillo no es sólo verso

En sus primeros 10 partidos al frente del equipo, el español tiene mejores números que Juan Carlos Osorio y los mismos que Reinaldo Rueda.

Juan Manuel Lillo, técnico de Atlético Nacional.Atlético Nacional

Para la hinchada de Atlético Nacional la salida de Reinaldo Rueda fue un duro golpe, difícil de asimilar. A muchos no les cabía en la cabeza cómo una directiva podía dejar ir a un profesional que llevó al equipo verdolaga al lugar que venían buscando desde 1989, cuando se ganó la Copa Libertadores de América por primera vez. A punta de resultados y buen juego, el técnico vallecaucano enamoró a todos y ganó seis títulos en dos años. Y una noticia peor para los seguidores del cuadro antioqueño fue el nombramiento del español Juan Manuel Lillo, quien no ha ganado ningún título como entrenador y de quien se tenía como referencia en Colombia su desempeño al frente de Millonarios. (Así quedó la tabla de la Liga Águila tras la octava jornada)

Muestra de ese distanciamiento entre la hinchada y el cuerpo técnico fue la reducción en la venta de abonos. El semestre anterior fueron 22 mil y para este semestre esa cifra no superó los 12.500. Así como no cayó bien el nombramiento de Lillo, tampoco entusiasmaban los nombres de los primeros refuerzos anunciados, como el del español Gorka Elustondo, quien llevaba seis meses sin disputar un partido profesional.

“La experiencia consiste en acumular preguntas”, “cuando más te aproximas a la portería, más te alejas del gol”, “hemos sido un conjunto ofensivo inofensivo”, “no arriesgar es lo más arriesgado, así que, para evitar riesgos, arriesgaré” o “yo no vine a podar un árbol sino a plantar otro” son algunas de las célebres frases del entrenador ibérico, quien justamente por este estilo de hablar más de la cuenta en las ruedas de prensa se ha ganado el rótulo de “versero”. (Nacional venció al América y se acerca a la punta)

No obstante, en los primeros 10 partidos como técnico de Atlético Nacional ha quedado demostrado que Lillo no es sólo verso. Comparando su rendimiento con el de sus antecesores Reinaldo Rueda y Juan Carlos Osorio, los técnicos más ganadores en la historia del cuadro verdolaga. El español iguala los números de Rueda y supera los de Osorio.

Poco a poco los seguidores de Nacional han ido aceptando la manera de ser de su entrenador y han decidido apoyar al equipo. Muestra de eso fue la asistencia para el juego de esta semana ante el América de Cali, cuando ganaron 2-0 a este histórico rival, y se vieron llenas las gradas del estadio Atanasio Girardot de Medellín.

En 10 partidos disputados, el Nacional de Lillo ha ganado seis, empatado dos y perdido dos. Ha marcado un total de 11 goles y ha recibido seis. Su rendimiento es del 66,6 %.

Reinaldo Rueda, su antecesor, en sus primeros 10 juegos al frente del club antioqueño obtuvo los mismos números que Lillo, no obstante, marcó 13 goles y le anotaron cinco. Es decir, que el arranque de Rueda es mejor que el del español, por diferencia de goles, pero en cuanto a puntos la campaña es igual.

Al que sí supera Lillo es a Juan Carlos Osorio. En sus primeros 10 compromisos, el risaraldense sumó cuatro victorias, cinco empates y una derrota. Anotó 16 goles y recibió nueve, para un rendimiento del 56,6 %.

El torneo hasta ahora comienza, y como dice la vieja frase del fútbol: “Esto no es como se comienza, sino como se termina”, sin embargo, con esa nómina amplia y de calidad, seguramente este Nacional está para pelear por el título de la Liga Águila. Mucho más si se tiene en cuenta que no está participando en torneos internacionales y su único objetivo es la estrella.

Claro que el mismo Lillo no confía en los números que ha obtenido y por eso declaró que “las estadísticas son como las tangas. Muestran, pero no lo importante”.