Conversatorio de Colombia 2020

hace 4 horas

Los futbolistas bogotanos no tienen en dónde jugar

La Liga de la capital tiene que devolver los terrenos de La Morena, en los que se juegan 160 partidos cada fin de semana. Sus dirigentes buscan prorrogar el contrato de arrendamiento del predio, que utilizan desde 2002.

Cerca de 3.500 niños y jóvenes juegan cada fin de semana en La Morena. / Lifútbol Bogotá

En los últimos 15 años, el complejo deportivo de La Morena ha sido el epicentro del fútbol bogotano.

En las 16 canchas ubicadas al norte de la capital del país han jugado cientos de miles de niños y jóvenes, muchos de ellos ya adultos, quienes han pasado por alguno de los 256 clubes afiliados a la liga de balompié de la ciudad.

En ese escenario se realizan cada fin de semana cerca de 160 partidos de todas las categorías y en ambas ramas, masculina y femenina. Unos 3.500 deportistas se reúnen cada ocho días en compañía de familiares y amigos.

La Dirección Nacional fe Estupefacientes le entregó esos terrenos en comodato a la Liga de Fútbol de Bogotá, por allá en 2002, pero tiempo después se los cedió a la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) para la construcción de una institución universitaria, proyecto que no prosperó. La Liga, sin embargo, los acondicionó y desde entonces le paga arriendo a la FAC. También cubre los costos de mantenimiento, vigilancia, servicios e impuesto predial.

El acuerdo venció en 2015, pero se prorrogó por dos años más. El martes pasado, 30 de enero, la rectora del balompié capitalino debía devolver definitivamente el predio, que está incluido en el megaproyecto Ciudad Lagos de Torca, cuyo contrato de fiducia mercantil se firmó hace unas semanas.

“Lo que pretendemos es que nos den un par de años más para concretar otras alternativas. La construcción no va a comenzar de inmediato, así que nos darían tiempo para conseguir nuevos terrenos”, asegura Camilo Llinás, presidente de la Liga de Fútbol de Bogotá.

“Tenemos un plan integral para que con los aportes de los clubes afiliados y un buen mercadeo de la entidad tengamos los recursos para conseguir un nuevo lote. En Bogotá cada vez hay menos canchas y los costos para utilizarlas se les trasladarían a los equipos y a los padres de los niños”, agrega el dirigente , quien explica además que apenas hasta el año pasado la liga salió de todas sus deudas y quedó en capacidad de comenzar a invertir.

Lifútbol tiene aproximadamente 40.000 futbolistas afiliados, la mayoría de ellos entre 8 y 23 años de edad. Cuenta además con 1.874 entrenadores certificados y emplea a 238 árbitros.