Millonarios venció 1-0 al Pasto y se metió a los ocho

Ayron Del Valle, al minuto 87, marcó el gol de la victoria del equipo embajador sobre el nariñense en el estadio El Campín de Bogotá. El cuadro albiazul suma 19 puntos en la Liga Águila.

Ayron Del Valle, delantero de Millonarios. El Espectador

Tuvieron que pasar 87 minutos para que Millonarios pudiera marcarle un gol al Deportivo Pasto en el estadio El Campín. A pesar de haber sido superior durante la mayoría del juego, los dirigidos por el argentino Miguel Ángel Russo no habían tenido efectividad y por poco el Pasto los termina sorprendiendo. Claro que lo importante era los tres puntos y finalmente los lograron. El equipo albiazul suma 19 puntos y se ubica en la septima posición. El viernes recibirá en El Campín al Envigado (8:00 p.m., por Win).

El ambiente en el estadio El Campín estuvo bastante hostil. La hinchada de Millonarios está molesta con los directivos. “Inviertan bien o vendan”, decía una pancarta que sostenían algunas personas en la tribuna oriental, dirigida a Amber Capital, la empresa que posee la mayoría de las acciones del club. En algún momento del juego prendieron bengalas de pólvora y el partido tuvo que ser suspendido.

Y la angustia de la hinchada es lógica, pues una vez más fue evidente que el equipo tiene falencias, sobretodo ofensivas. Vale la pena destacar que este domingo el planteamiento fue adecuado. De hecho, Millonarios metió en su propio arco al Pasto, con un juego dinámico, de movilidad y toque. Sin embargo, faltó efectividad a la hora de definir.

Hasta el momento en el que Millonarios marcó el gol del triunfo, el equipo albiazul había tenido 15 remates, contra cinco del cuadro nariñense. La posesión de los dirigidos por Russo era de 53% sobre 47% del rival.

Por más de que Maxi Núñez y Santiago Mosquera tuvieran movilidad por las bandas y que Ayron Del Valle se moviera por el frente del ataque intentando encontrar la manera de abrir el marcador, ese tanto se demoró mucho más de lo esperado. Quizás ya el partido tenía pinta de 0-0, hasta que el Pasto se equivocó saliendo, regaló la pelota a Aponzá, quien centró a ras de piso y habilitó a Del Valle, que sólo tuvo que empujar la pelota al fondo de la red.

El triunfo fue merecido, pues Millonarios fue superior al Pasto, sin embargo, la preocupación continúa, pues está costando demasiado hacer un gol y esto es algo que no puede ocurrir en un equipo que está luchando por alcanzar los puntos necesarios para clasificar a las finales de la Liga Águila.  

Matemáticamente todo cuadra para lograr el objetivo. El nivel del juego parece evolucionar para Millonarios. Pero es urgente que se enchufe un delantero y aparezca un hombre gol.