Millonarios vs. Nacional, clásico hasta en las malas

Noticias destacadas de Fútbol Colombiano

Con discretas campañas en 2020, inconformismo general de sus aficiones y técnicos cuestionados, azules y verdes se enfrentan en El Campín.

Lo que alguna vez se pudo considerar una sana rivalidad deportiva evolucionó, a lo largo de los años, en un enfrentamiento de dos equipos grandes de Colombia que se juegan mucho más que un partido. Millonarios y Atlético Nacional , los dos equipos más ganadores del país, hoy se vuelven a enfrentar por el torneo local con los dos necesitando la victoria para el futuro.

Los capitalinos llegan a la jornada 17 de la Liga BetPlay Dimayor en la casilla trece con 18 unidades y un rendimiento de tres victorias, nueve empates y cuatro derrotas. El conjunto paisa está metido entre los ocho, ya que ocupa la sexta casilla con 26 puntos, consecuencia de siete partidos ganados, cinco igualados y tres perdidos. Este año no se podría comparar con las gloriosas campañas de otras épocas, cuando figuraban siempre en la parte alta de la tabla.

El Ballet Azul, de la mano de Alberto Gamero, no ha encontrado el rendimiento esperado por los aficionados, que confiaban en que el samario trajera títulos y alegrías desde el Deportes Tolima, equipo que entrenó antes. Tras un arranque negativo con el Deportivo Pasto en condición de local por la primera fecha, no encontró nunca la manera de enderezar el camino. Utilizando formaciones como 4-2-3-1 o 4-4-2, el técnico le apostó al juego asociado y la amplitud por las bandas. Su gran problema fue la escasa eficacia en el frente de ataque y la falta de solidez defensiva, que le costó más de un partido.

Tras el regreso de la competencia poscuarentena, los resultados no mejoraban. Empates y derrotas quedaban en el registro y la posibilidad de clasificar a los cuartos de final se hacía cada vez más pequeña. La mano de Gamero no se veía en el equipo y las críticas no cesaron. El entrenador es consciente de que “tenemos que mejorar la toma de decisiones. El desespero de ganar los partidos nos lleva a cometer errores. Tenemos que mejorar la definición, porque las ocasiones las estamos generando”, admitió en rueda de prensa previa al encuentro.

Las estadísticas del equipo azul en el torneo rectifican lo que dice su entrenador. Los tres jugadores que más pierden el balón para los capitalinos son defensores: Ómar Bertel, Elvis Perlaza y Juan Pablo Vargas. Sin embargo, no están entre los primeros veinte de este listado en el torneo. Preocupa que la parte defensiva sea la que le entregue el esférico al rival, pero Christian Vargas es el séptimo arquero que más goles recibe en el certamen (1,3 por encuentro) a diferencia de los 1,7 de su rival de hoy, José Fernando Cuadrado, quien lidera la estadística.

Millonarios es el sexto equipo que más oportunidades de peligro genera en la liga (28), pero también es el segundo que más desperdicia (20). El paraguayo Diego Godoy es el futbolista que más ha aportado en esta cifra, con cinco, pero entre el resto de los jugadores han malgastado 16 opciones claras de gol. Cristian Arango ha tomado la batuta en la parte ofensiva de la escuadra, al anotar cada 192 minutos, con un promedio de 2,6 tiros por partido, pero la falta de claridad frente al arco ha sido clave para dejar de sumar puntos.

En Nacional las dudas también están presentes. Si bien Juan Carlos Osorio se ha caracterizado por su clara identidad de juego, no ha sido constante en sus esquemas tácticos y el equipo se ha visto desorientado en varios encuentros en los que ha estado abajo en el marcador y necesita remontar.

Previo al duelo contra el cuadro embajador, el risaraldense elogió a su rival asegurando: “Me parece que será un gran partido, contra uno de los mejores equipos que juega en Colombia. Hablando del juego de elaboración, pondremos un buen equipo y ojalá estemos a la altura del duelo”.

El planteamiento defensivo que Osorio ha querido implementar en las pasadas jornadas se basa en tres defensores y dos carrileros que cumplan funciones en las dos áreas. Con esto, la intención de presionar a su contrincante y darle amplitud al juego por las bandas lo ha llevado a que sea uno de los tres equipos que más anotaciones ha recibido en el torneo: 26 (igual que Cúcuta y Chicó). Asimismo, es el que más ocasiones genera (36) y el que más convierte (32). El rendimiento de sus jugadores en la parte posterior no es la mejor, ya que tan solo Helibelton Palacios y Brayan Rovira superan los dos quites exitosos de balón por partido.

Además Christian Mafla y Brayan Córdoba generan la mayor cantidad de intercepciones: dos por encuentro.

Con Yerson Candelo y Andrés el Riflecito Andrade como directores en la ofensiva generando diez oportunidades de peligro en total, no tiene el mejor rendimiento en cuanto a disparos al arco, ya que Fabián González Lasso y el mismo Andrade lideran esa estadística en el verdolaga, con 2,6 y 1,8 tiros por partido a pesar de la cantidad de anotaciones.

Ambos equipos necesitan mejorar su rendimiento de cara a los partidos de vuelta de la Copa Sudamericana (el azul frente al Cali y el verde ante River Plate de Uruguay). Igualmente, un clásico es distinto a las demás fechas y siempre van a querer llevarse los tres puntos de lado y lado.

Comparte en redes: