La presión de los canteranos de Millonarios

Noticias destacadas de Fútbol Colombiano

Hace mucho el cuadro embajador no proyectaba a tantos jugadores de sus divisiones menores. La responsabilidad de salvar al equipo de la crisis puede ser perjudicial para ellos y la institución. Santa Fe, con mejor panorama, recibe al Tolima (8:00 p.m.) en partido que estaba aplazado.

Por lo menos en la última década Millonarios no había incluido en su plantel profesional a tantos jugadores de sus divisiones menores en una misma temporada. En los últimos diez años, en distintas épocas, salieron futbolistas como Pedro Franco, campeón con el cuadro albiazul en 2012; Harold Santiago Mosquera, campeón en 2017, quien se fue en 2018 a la MLS y ahora está en el Pachuca, y Jorge Carrascal, que no tuvo mayor regularidad en el club bogotano entre 2014 y 2016, y ahora es una de las figuras y promesas del River Plate de Marcelo Gallardo.

Quizá desde siempre, no importa cuál sea la institución, se hable de un proyecto deportivo que se base en el fortalecimiento de sus divisiones menores, ya sea para formar una plantilla sólida o para obtener dinero de la venta de juveniles. En Millonarios esa idea empezó a sonar con más fuerza con la llegada de Miguel Ángel Russo, en 2017; con Jorge Luis Pinto y Alberto Gamero, los últimos directores técnicos de Millonarios, ese proceso continuó y en el presente se ven los frutos.

Puede leer: Emerson Rodríguez: de Buenaventura al mundo

Juan Moreno (arquero), Bréiner Paz, Andrés Llinás (defensas centrales), Andrés Felipe Román (lateral derecho), Ómar Bertel (lateral izquierdo), Stiven Vega, Juan Camilo García, Klíver Moreno (volantes), Juan Camilo Salazar, Jorge Rengifo, Édgar Guerra, Emerson Rodríguez (extremos), Diego Abadía y Jáder Valencia (delanteros) son los jugadores que provienen de la sub-20, y que llegaron al equipo profesional, en buena medida, por haber sido los campeones del torneo en dicha categoría en 2019. Aunque no todos cuentan con la misma continuidad, sí hay presencia en todas las líneas del campo de algún canterano. Tanto así, que el promedio de edad en el plantel del 2021 en Millonarios es de 25,4, según el portal Transfermarkt.

Juan Moreno, Andrés Román —que ahora está inactivo mientras se termina de esclarecer su caso sobre una posible miocardiopatía hipertrófica— y Emerson Rodríguez tuvieron buenas actuaciones y fueron convocados al primer microciclo de Reinaldo Rueda en la selección de Colombia. Además de ellos, el desempeño de Andrés Llinás y Stiven Vega ha sido destacado y cada vez se consolidan más en el cuadro titular, siendo indispensables en marca y en la transición de defensa-ataque. De hecho, la mayoría de estos jugadores, sumando los casos de Paz, Bertel, García y Abadía, se valorizaron este año.

Le puede interesar: Millonarios y la película repetida de una defensa fallida

Sus virtudes son indispensables y su presencia complementa la experiencia de jugadores como David Silva, Fredy Guarín y Fernando Uribe, pero en momentos de crisis, acudir a los juveniles puede ser un error. Millonarios acierta en potenciar a sus canteranos, pero podría cometer una equivocación si sobre ellos recae la presión de salvar al equipo de las crisis que generan los malos resultados. Es apresurado hablar de eliminación, pero ya son tres campeonatos sin clasificar a las fases finales, y aunque hoy podrían entrar de nuevo a los ocho venciendo a Boyacá Chicó, en por el partido aplazado desde la segunda fecha, son también ya cuatro compromisos sin ganar y la carrera por clasificar se va perdiendo si no se consiguen los puntos necesarios ante rivales de menos peso. Y puede que las circunstancias los hagan más maduros y sabios, pero esa juventud, que no es una virtud en sí misma, puede acarrear algunas falencias que son parte de un proceso de aprendizaje, pero que en este deporte los puede desviar del éxito que anhelan y de los objetivos del club que representan.

Comparte en redes: