17 Apr 2017 - 3:10 a. m.

Russo, conforme con trabajo de Millonarios, a pesar de llevar tres derrotas en línea

El técnico Miguel Ángel Russo se vio satisfecho con el trabajo de Millonarios, pese a que no han ganado como visitantes en esta temporada.

Redacción deportes

Miguel Ángel Russo llegó este semestre a Millonarios y lleva seis derrotas, dos empates y cinco victorias.  / Gustavo Torrijos
Miguel Ángel Russo llegó este semestre a Millonarios y lleva seis derrotas, dos empates y cinco victorias. / Gustavo Torrijos

Millonarios lleva seis fechas sin ganar como visitante. Sólo ha conseguido traer a casa dos puntos, uno ante Júnior y otro frente a Águilas, y ha logrado anotar tres goles, pero ha recibido ocho. Su campaña fuera de Bogotá es desastrosa.

Si miramos su desempeño en general durante la Liga Águila 2017-I, no se aclara mucho el panorama. Luego de ganarle el clásico a América y Santa Fe por goleada, 3-0, no levanta cabeza. Lleva tres duelos en línea sin conocer el sabor de la victoria.

Ante este desalentador panorama, que se empeoró con la derrota 2-1 frente a Pasto, sumado a los últimos registros, que no muestran su mejor rendimiento a estas alturas, el técnico embajador Miguel Ángel Russo, en la rueda de prensa posterior al encuentro, recalcó paradójicamente que está conforme con el trabajo de sus dirigidos y que de la capital de Nariño se lleva cosas positivas.

“En muchísimas cosas me voy más que conforme. El rival lo respeto y es importante, pero el partido de hoy es para seguir creciendo en la búsqueda de lo que queremos, porque, como estaba el juego, el que hacía el gol iba a tener más posibilidades de aumentar”, añadió.

No queda claro cuáles son las cosas positivas que recoge del encuentro. Pasto fue superior y cuando tuvo el marcador a su favor 1-0, fue el encargado de proponer, mientras Millonarios esperaba que un milagro lo salvara de una nueva derrota.

El estratega argentino insistió en que sus dirigidos salieron a buscar el resultado. “Millonarios propone de visitante y a veces se expone. Tiene temple y amor, le duele perder. No es un equipo que algún rival se lo lleva por delante fácilmente”, añadió Russo, a quien le faltó obviamente autocrítica. Y finalizó con otra perla: “Fue un partido parejo, donde el rival encontró en la segunda parte el gol muy pronto y luego lo supo manejar, que es un mérito de ellos. Pero si miro el global, son muchas cosas positivas para nosotros”.

La semana que viene es de mucho trabajo para los dirigidos por Russo, ya que su siguiente duelo es nuevamente como visitante, esta vez ante Envigado, y deberá sumar de a tres si quiere soñar con volver a disputar una final, como aquella tarde del 16 de diciembre de 2012. El club embajador suma 17 unidades, cuatro menos que la temporada pasada en esta instancia, quedando a 15 del líder, Nacional. Pero para Russo toda marcha bien.

Comparte: