Nacional venció a Huila y es el nuevo líder de la Liga Águila

El equipo verde ganó 1-0 con gol de Macnelly Torres en el epílogo del juego, llegó a 31 puntos y aseguró su estancia en la siguiente fase del torneo.

Dayro Moreno y Macnelly Torres celebrando el tanto contra el conjunto opita@nacionaloficial

En el día del hincha verde un viento oscuro y frío se tomó Medellín. Pareció una tempestad con algunos espacios de sol resplandeciente. Cada vez que la lluvia paró, los pocos aficionados de Atlético Nacional, que estaban en la carrera 70, celebraron. Esta vez no fue una marea como suele ser. El aguacero y el desencanto se juntaron y el Atanasio Girardot volvió a lucir vacío, como a lo largo de la temporada, una manera de protestar del aficionado acostumbrado en los últimos años al fútbol efectivo, pero vistoso.

En la capital antioqueña cayó tanta agua que al gramado le costó mantenerse parejo. Los pequeños charcos, dispersos por toda la cancha, hicieron difícil la conducción de la pelota. Fue necesario jugar por arriba, tocar de primera sin desesperarse y sin desgarrarse. Atlético Huila se acomodó mejor a la situación adversa, mutó su planteamiento y puso a correr el balón aprovechando la rapidez del césped húmedo.

Por fortuna, para ambos equipos, escampó en el minuto 38 de la primera parte y para el segundo tiempo el terreno de juego mejoró. Juan Manuel Lillo, con la necesidad de atacar, con la obligación de gustar, sacó a Juan Pablo Nieto y le dio ingresó a Jeison Lucumí. Que colme los espacios, que todos al área rival. Poner tanta gente en el mismo sector (el derecho) le facilitó el trabajo a los dirigidos por Néstor Craviotto, que solo tuvieron que mover el bloque y ya. Cortar el partido, apostarle al contragolpe, esperar.

Nacional y su dependencia en Dayro Moreno. Nacional y su alto porcentaje de posesión y su ineficiencia en el último cuarto.  La lógica fue engañosa. El tolimense, que antes de este encuentro anotaba o asistía a un compañero cada 92 minutos, no pudo con toda la responsabilidad. Y eso que lo intentó de cabeza, de larga distancia, de muchas formas.

Pero al campeón de América y del fútbol colombiano siempre hay que esperarlo, darle el beneficio de la duda y creerle en la medida que exista un plan. En esta oportunidad fue Macnelly Torres el que terminó rematando luego de intentar filtrar la pelota entre las líneas de la zaga huilense. Tiro débil que tomó peligro al tocar una pierna del rival y desorientar al portero Castillo que fue para un lado mientras vio cómo el balón se metió para el otro.

Nacional ganó, llegó a 31 puntos y por diferencia de gol es el nuevo líder de la Liga Águila. De paso, aseguró su tiquete a la siguiente fase del torneo, sin importar lo que suceda en las fechas restantes. Lillo respira, la gente también, así no llene las tribunas del Atanasio Girardot como antes.

@CamiloGAmaya