Navarro Montoya: “Algún día dirigiré a Santa Fe”

El exarquero cardenal habla de la crisis que afronta el club y asegura que está dispuesto a darle una mano. Podría llegar a las divisiones menores.

El exarquero Carlos Fernando Navarro Montoya, ahora técnico y comentarista.
El exarquero Carlos Fernando Navarro Montoya, ahora técnico y comentarista.EFE

Apenas jugó 38 partidos bajo los tres palos de Santa Fe, pero fueron suficientes para generar un eterno amor hacia la hinchada cardenal. Carlos Fernando Navarro Montoya llegó en préstamo de América de Cali, un equipo para el que nunca jugó, y dejó su huella en el fútbol colombiano. Nacido en Medellín, pero criado en Buenos Aires, asegura que se siente argentino pero también santafereño. Por eso sufre como toda la afición la crisis del rojo capitalino. Último en la tabla de posiciones en la Liga Águila, producto de un empate y tres derrotas, con Patricio Camps en la puerta de salida. El Mono lo dejó claro en su cuenta de Twitter (@NavarroMontoya). Charla con El Espectador. Y dice: “De esta tenemos que salir todos juntos”.

¿Cómo vive este momento crítico a la distancia?

Tengo un lazo afectivo con Santa Fe que ya lleva 33 años. Estuve una sola temporada en el club, en 1986, pero me dejó marcado. En los momentos buenos y en los malos hay que estar. Y me pareció que esta era la oportunidad para dar un mensaje de unidad, de prudencia, porque no es una situación fácil, ni un momento acorde a la historia de Santa Fe, que es la institución más grande de Colombia. Pero así es el fútbol. Por eso creo que hay que tratar de tener serenidad para encontrar el camino de la solución.

¿Por qué cree que llegó a esta instancia? De ser campeón de la Sudamericana, pasó a navegar en el fondo de la tabla.

Este momento actual no es algo circunstancial, son situaciones que se van acumulando, que llevan a que un equipo que fue conformado con una gran ilusión no funcione. Se contrató a un técnico como Patricio Camps, que está muy preparado porque trabajó con un sabio como José Pékerman, pero no se dieron los resultados. Igualmente, pienso que esto no viene de ahora. Hace ocho meses que Santa Fe no gana un partido de Liga en El Campín. Esto nos da la pauta de que es una situación de arrastre. Y cuando entrás en esta dinámica negativa, hay que hacerse un replanteo profundo. Pero debe incluirse a todos los santafereños. Estoy seguro de que el presidente Eduardo Méndez tomará la mejor decisión para el futuro.

¿Sigue el fútbol colombiano? ¿Puede ver los partidos de Santa Fe entre todas sus actividades?

Sí, por supuesto. Con estos programas informáticos que nos permiten seguir el fútbol de cualquier lugar del mundo, miro todo lo de Sudamérica, especialmente lo que pasa en Colombia y Europa. Por eso sé perfectamente que no viene de ahora el problema de Santa Fe. Este debe ser un punto de inflexión para que no haya más errores.

Si lo llamaran de Santa Fe, ¿estaría dispuesto a dirigir en Colombia?

Soy entrenador, mi meta es dirigir y sé que algún día voy a dirigir a Santa Fe. No sé si es el momento. Lo tiene que decidir el presidente. Y cualquiera que sea la solución que tome, lo voy a apoyar. De corazón deseo que a Camps y a los jugadores les salga todo bien y puedan revertir esta situación. Y si no es posible, hay que apoyar a Méndez para que el futuro de Santa Fe no se vea comprometido en la próxima temporada.

Rivera, el candidato

Camps no tendrá chances de darle vuelta a la historia. Por estas horas se negocia su salida y tomará el equipo Hárold Rivera, quien dirigió al Unión Magdalena el semestre pasado. Hasta fin de año será interino. ¿Y después? Méndez habló con Navarro Montoya. Lo quiere en las divisiones inferiores para un proyecto integral. Tal vez después, el Mono pueda hacerse cargo del primer equipo.

El otro año Santa Fe quedaría en riesgo de descenso. ¿Le teme a la segunda división?

Puede desembocar en una situación incómoda este momento. Y Santa Fe está acostumbrado a pelear el campeonato, a tener competencia en los torneos internacionales. Hace cuatro años, el club era campeón de la Sudamericana. Ese debe ser el objetivo. No se pueden prometer títulos, pero hay que luchar arriba.

Navarro Montoya es paisa, pero a los tres meses de nacido se fue a Buenos Aires. Su madre es colombiana, pero su papá, Ricardo, también arquero, es argentino. Hizo todas las bases menores en Vélez Sarsfield, jugó en el equipo de Liniers hasta que lo compró América de Cali y lo cedió a Santa Fe. Después de un año de litigio regresó a la Argentina. Del conjunto de la V azulada pasó a Boca Juniors, donde tuvo una carrera fenomenal y es ídolo.

Elogia a los futbolistas colombianos. “Puedo hablar de la época de Willington Ortiz y el Pibe Valderrama. El jugador de Colombia tiene una técnica depurada y con el tiempo mejoraron, el roce internacional los ha perfeccionado. De la mano de José Pékerman se armó una selección respetada. Acá en la Argentina están en un buen nivel Juan Fernando Quintero, Santos Borré, Jorge Carrascal, Frank Fabra y Sebastián Villa. Juegan en equipos grandes y no les pesa la camiseta”, asegura.

Dice que recuerda siempre a Róbinson Zapata, con quien compartió en el plantel de Independiente. “Rufai es una gran persona”, lo halaga. Actualmente, a los 53 años, trabaja en CNN. Pero se siente técnico. “Quiero dirigir. El periodismo es una manera de nutrirme para seguir alimentando al entrenador. Tengo mi cuerpo técnico armado con Diego Soñora, Adrián González, todos técnicos con experiencia, sobre todo en divisiones inferiores de Boca, y el profesor Sergio Blaconá, que también estuvo en el proyecto Barcelona. Soy técnico recibido en España”, cuenta.

El hincha santafereño lo recuerda. Su tuit fue muy valorado.

Siempre. En las redes sociales me mandan saludos. Esta es una relación que no se cortó. Ojalá en el futuro pueda estar allá. Me encanta Colombia, es un país de mis afectos.

874805

2019-08-06T22:00:00-05:00

article

2019-08-06T23:15:38-05:00

[email protected]

none

Daniel Avellaneda - Buenos Aires

Fútbol colombiano

Navarro Montoya: “Algún día dirigiré a Santa Fe”

55

6064

6119