Será su quinto club en Colombia

Ómar Pérez y una nueva oportunidad en Patriotas

Este lunes, al mediodía, el ex jugador de Santa Fe será presentado como refuerzo del cuadro que dirige Diego Corredor. Llegará, en principio, por un año.

Júnior, Medellín, Real Cartagena y Santa Fe, los equipos de Pérez en nuestro país. Mauricio Alvarado - El Espectador

Unos días después de que el rumor se transformara en realidad, de que se oficializara por parte de Independiente Santa Fe que Ómar Pérez, el jugador más ganador en la historia del club, no continuaría en el cuadro rojo luego de nueve temporadas, una persona cercana al argentino se comunicó con César Guzmán, presidente de Patriotas, para ofrecerle los servicios del futbolista de 36 años. El 10 quería seguir jugando y, sabiendo que siempre se ha caracterizado por ser un hombre que le apuesta todo al rojo o todo al negro, empezó a mirar opciones. La más factible era el conjunto boyacense, no sólo por la cercanía de Tunja con Bogotá, sino por la garantía de sumar minutos, de tener un bálsamo de nueva vida.

Guzmán, pensando en lo deportivo, habló con Diego Corredor, el entrenador del equipo, y le contó sobre la alternativa de contar con el argentino. Y siendo conscientes ambos de lo que Pérez podía ofrecer y lo que no, hubo un sí rotundo. “Lo que él aporta puede potencializar a los demás jugadores, darnos más volumen de ataque, y de seguro seguirá figurando. Nuestro sistema de juego, o por lo menos el que el profesor quiere implementar, necesita de un volante como él”, le dijo a El Espectador una fuente cercana al cuerpo técnico.

Con la aprobación en lo deportivo, Guzmán se reunió con Juan Pablo Ospina, representante del jugador, para conocer las cartas. Luego se dieron dos encuentros más, esta vez con la presencia de Ómar, este último en Bogotá el jueves de la semana pasada. En la comida se expusieron punto por punto tanto las exigencias de Patriotas como las del futbolista. Pérez le dijo al presidente que tenía que hablar con su esposa, Natalia Gueren, y que todavía había un asunto contractual que resolver con Santa Fe.

El interés del jugador se notó con un gesto apresurado: toda la familia viajó a Tunja para conocer la ciudad y mirar posibles viviendas. Con el visto bueno , quedó pendiente una reunión entre Pérez y César Pastrana, máximo dirigente del cuadro cardenal, para terminar de cerrar el ciclo más exitoso de su carrera, tener los papeles al día y poder ser, legalmente, un agente libre (esa cita se dio el sábado pasado).

Si todo sigue marchando como está estipulado, Ómar estará hoy en Tunja para su presentación oficial, que será alrededor del mediodía. “Se le nota muy emocionado por este nuevo rumbo, por la oportunidad de seguir jugando”, le dijo a este diario un allegado al argentino. El ánimo en el interior de Patriotas es alto, esperanzador e incluso motivante. No hay prevención, mucho menos celos. Todos entienden la importancia y el esfuerzo de contar con un futbolista de su calidad, un prodigio de la paciencia en la cancha, el hombre que puede ver el juego como la mayoría no lo ve. En principio será un contrato por un año. Además de Pérez, el club boyacense también incorporó al volante Nicolás Palacios, quien llega proveniente de Alianza Petrolera.

“Conocemos los inconvenientes disciplinarios que tiene, pero confiamos en él porque sabemos de su calidad. Además, Mauricio Molina, nuestro preparador físico, lo conoce muy bien y puede encaminarlo para explotar al máximo sus capacidades”, le dijo a El Espectador una persona allegada al equipo boyacense.

El movimiento cambiante del fútbol tiene a uno de los mejores jugadores extranjeros en la historia de nuestro país a punto de iniciar un nuevo desafío, esta vez en un equipo pequeño, con mirada estratégica y que le apuesta a un gran proyecto en 2018. El aporte en el terreno de juego y el liderazgo fuera de este son las dos razones por las que Patriotas eligió a Ómar Pérez para que sea el hombre que porte su camiseta número 10.

 

@CamiloGAmaya