Once Caldas pidió sancionar a Carlos Ibargüen por sus graves acusaciones

Al término de la derrota 2-1 frente al equipo caldense, que le significó al Cortuluá el descenso, el delantero del cuadro vallecaucano aseguró que sus rivales se vendieron por 700 millones de pesos.

@oncecaldas

Cortuluá descendió al último minuto a la segunda división del fútbol colombiano. Un gol en el último minuto del Once Caldas selló el triunfo 2-1 sobre los de Tuluá y salvó al Bucaramanga de perder la categoría. Luego del juego que mostró el equipo de Manizales, de mala campaña, Carlos Ibargüen, delantero del equipo vallecaucano, acusó a sus rivales de recibir 700 millones de incentivo para ganarles.

"Está la cochinada del futbol: los jugadores se venden, hacen una campaña horrible todo el año por no jugarle a un técnico y vienen a jugarse la vida contra nosotros por 700 millones. Pero bueno, así es esto”, declaró el jugador con cabeza caliente al finalizar el partido.

Unas acusaciones muy delicadas que en la mañana de este lunes, el Once Caldas, por intermedio de un comunicado, rechazó y de paso negó. Además, pidió que el delantero de 22 años sea duramente sancionado. La Dimayor confirmó que investigará la denuncia del jugador antes de emitir cualquier tipo de juicio.

"La institución solicita a la Dimayor adelantar los procesos que sean necesarios para defender el buen nombre del Once Caldas y de sus integrantes y para castigar de forma ejemplarizante el comportamiento irresponsable del jugador, quien puso en tela de juicio la honorabilidad de los miembros del equipo caldense al acusarlos de cometer conductas antideportivas.

El equipo caldense, independiente del proceso que realice el ente rector del fútbol colombiano, interpondrá las acciones legales correspondientes ante los estrados judiciales para que el señor Ibargüen responda por los delitos de injuria y calumnia en los que incurrió en sus declaraciones a través de Win Sports", dice el equipo caldense. 

El Once Caldas, que venía de despedir al entrenador Francisco Maturana el pasado lunes, rompió una racha de cinco partidos sin ganar. Y de los últimos nueve encuentros, tan solo habían vencido en una ocasión (1-0 frente a Alianza Petrolera el 2 de octubre). El equipo levantó vuelo en la última jornada.