Publicidad
13 Dec 2010 - 2:46 a. m.

El 'uno por uno' del Once Caldas finalista

Campeón en 1950, 2003 y 2009, buscará ahora la cuarta estrella para su escudo.

El Espectador

El Once Caldas no solamente se clasificó para la final con una fecha de anticipación, sino que además lidera la tabla de la Liga Postobón y futbolísticamente llega como gran favorito para conquistar la cuarta estrella de su historia, tras las conseguidas en 1950, 2003 y 2009.

El equipo que dirige Juan Carlos Osorio es ordenado, dinámico y tiene muchas variantes al atacar y, sobre todo, una dupla goleadora que ha marcado la diferencia con respecto a sus rivales.

"Este es un plantel muy unido, profesional, entregado, pero vivió momentos complicados. El partido que perdimos ante el Cali 5-3, en la octava fecha, nos hizo reaccionar. Nos unimos en la adversidad y superamos, además de la crisis deportiva, la incertidumbre que genera también la crisis económica que afronta el club", dice Osorio.

El miércoles jugó y perdió como visitante el primer partido de la gran final de la Liga Postobón, pero el próximo domingo, en el estadio Palogrande, espera confirmar sus excelentes estadísticas: en este torneo ha ganado 15 partidos, empatado 4 y perdido 4. Lleva 47 goles anotados y 31 permitidos, para un rendimiento del 71%, para así dar una nueva vuelta olímpica ante su gente.

Luis ‘Neco' Martínez

Se quedó con el puesto que alternó al comienzo del torneo con Juan Carlos Henao. Es un buen atajador, seguro en el juego aéreo y efectivo en los mano a mano. Su debilidad es que no maneja bien el área grande y es torpe con la pelota. Ha atajado en 17 partidos y ha respondido siempre que ha sido exigido. Prenda de garantía atrás.

Iván Vélez

Es el futbolista de más presencias con el Once Caldas en el presente torneo. Ha jugado 21 de los 14 partidos de su equipo, para un total de 1.830 minutos. Es un jugador seguro en marca y rápido a la hora de salir al ataque. Se convirtió en uno de los hombres de confianza del técnico Osorio y en una buena alternativa para generar peligro sobre el costado derecho.

Alexis Henríquez

Fundamental en el funcionamiento defensivo del club albo. Es el líder de la zaga. Impasable por arriba y preciso en los cierres, a pesar de no ser rápido. El técnico le pasa papelitos con las instrucciones para hacer modificaciones tácticas en pleno partido, lo que demuestra que confía en él y en su criterio.

Oswaldo Vizcarrondo

Poco a poco el central venezolano se ganó la confianza de la hinchada manizaleña. Es un guerrero atrás, aunque tiene falencias en la parte técnica. Contagia a sus compañeros y corre durante todo el partido.

Luis Núñez

Su buen nivel en el torneo lo llevó incluso a ser convocado a la selección de mayores. Sale constantemente al ataque para tirar centros a rematar de media distancia, que es una de sus virtudes. A veces abusa a la hora de probar desde afuera del área.

Jaime Castrillón

Recuperó el nivel que tuvo hace varios años en el Medellín y eso fue fundamental para que el equipo cabalgara el cuadrangular. Un jugador de dos áreas, como le gustan a Juan Carlos Osorio. Es uno de los de mayor experiencia en partidos decisivos, ya sabe lo que es ser campeón.

John Valencia

En un equipo que no tiene un volante creativo definido, John Valencia asume con criterio esa función. Corre, mete, pega, pero también genera fútbol ofensivo y es peligroso con su media distancia. Aunque ha visto 10 tarjetas amarillas en el torneo, no se ha ido expulsado. Un gran jugador que también fue vital para el título del América hace dos años. Ha sido uno de los mejores del torneo.

Diego Arias

Otro volante de marca que, además de recuperar la pelota, sabe qué hacer con ella en los pies. Es el que más habla en la cancha y uno de los que más pelea también. Tiene buena técnica, buen cambio de frente y le pega de media distancia. Ocho veces fue amonestado.

Félix Micolta

La revelación de los cuadrangulares. Se quedó con un puesto entre los once titulares. Además de ser polifuncional, está en racha. Ha marcado cinco goles y se ha convertido en una buena alternativa cuando los dos delanteros están demasiado marcados. Le falta mayor tranquilidad a la hora de definir, pero está aún muy joven.

Fernando Uribe

Sigue confirmando su excelente condición para definir. Es un cazador de área, pero también sabe jugar como enganche y asociarse con sus compañeros. Lleva 12 goles en 21 partidos y conforma, junto con Dayro Moreno, la pareja de atacantes más efectiva del torneo. Por momentos se pierde y parece poco aguerrido, pero tiene una clase fuera de lo común. Un goleador para el futuro.

Dayro Moreno

Es el mejor jugador del momento. Futbolísticamente maduró mucho tras su paso por Turquía. Artillero implacable, con recursos técnicos para definir con cualquier perfil y con la cabeza. Remata de lejos y desequilibra en el área. Un ‘crack'.

Síguenos en Google Noticias