22 Apr 2019 - 11:29 a. m.

Germán Ezequiel Cano, goleador de talla mundial

El argentino es el segundo futbolista que más goles ha hecho en el mundo, de abril de 2018 a abril de 2019, por detrás de Lionel Messi. Perfil del artillero de Independiente Medellín y del FPC.

Redacción Deportes - @DeportesEE

Dos argentinos lideran la tabla de goleadores del mundo en el último año calendario (de abril a abril): Lionel Messi y Germán Ezequiel Cano. El primero es el mejor jugador del mundo, el máximo referente de Barcelona y en esta temporada, además de luchar a nivel individual por títulos como la Bota de Oro y el Balón de Oro, a nivel colectivo tiene la opción de ganar el triplete con el equipo catalán. El segundo probablemente no es conocido siquiera en su país, sin embargo, con los goles que ha hecho en Colombia con Independiente Medellín puede darse el lujo de pelear de igual a igual con uno de sus ídolos. 

(La evolución del rugby en Colombia)

Desde abril de 2018 hasta hoy, Lionel Messi ha marcado 49 goles, mientras Germán Ezequiel Cano ha anotado 46, sumando los dos que hizo en esta fecha a Jaguares de Córdoba, en el triunfo 3-0. Detrás de este par de argentinos, en el listado que hace Football World Rankings, está el israelí Munas Dabbur, del Salzburgo de Austria, con 38 tantos. Luego están el francés Kylian Mbape, el polaco Robert Lewandowski y el serbio Dusan Tadik, goleador del Ajax, que está sorprendiendo en esta temporada, ya clasificado a semifinales de la UEFA Champions League. El mejor colombiano en este ranquin es el costeño Mauro Manota, quien en este período ha celebrado en 27 oportunidades con el Houston Dynamo de la MLS.

El hombre de los goles

Desde el 13 de julio de 2018, cuando nació Lorenzo Cano Otero, Germán Ezequiel Cano celebra sus goles formando la letra L con sus dedos pulgar e índice de la mano derecha. Ese día le cambió la vida al futbolista de 31 años, que siempre ha sido un hombre familiar pero que no sabía lo que era el verdadero amor hasta que alzó a su pequeño y vio sonreír al lado a su esposa, Rocío Otero. Marina y Ramón, sus padres, siempre le inculcaron que lo más importante en la vida era la familia, y por eso para el goleador del Medellín nada cambia esos momentos junto a sus seres más queridos. Ni un título, ni un gol, ni nada.

Lo segundo más importante para él es el fútbol, el deporte que le ha dado todo, el que comenzó jugando en su natal Posadas, una ciudad de la provincia de Misiones, cerca a la frontera argentina con Paraguay. Con el apoyo de sus padres y la guía de sus hermanos fue cumpliendo ciclos. Primero en el fútbol aficionado y luego en equipo más serios, como Lanús, en el que se terminó de formar y debutó como profesional en 2007. En ese mismo año fue campeón, aunque no sumó muchos minutos a lo largo del torneo. Tenía 19 años y las opciones de pelear un puesto con Pepe Sand y Santiago Biglieri eran pocas.

Lea: Entrevista con Wuilker Faríñez

En la tercera fecha por el torneo clausura de 2008 anotó el primer hat trick en su carrera como profesional con Lanús. Se destacó; sin embargo, por su juventud fue prestado a Chacarita Juniors. Allí no se destacó y regresó a Lanús; fue prestado a Colón y lo mejor fue buscar suerte en el exterior. Llegó como un desconocido en el segundo semestre de 2011 al Deportivo Pereira. Marcó 10 goles en 18 encuentros y solo fue superado en la tabla de artilleros por Carlos Bacca, quien logró 12 anotaciones para Júnior.

Con el Pereira en la B, Cano se fue a Paraguay, pero luego de una temporada regresó a Colombia para jugar con Independiente Medellín, equipo con el que ha anotado más de 105 goles, ha sido dos veces máximo artillero, pero con el que no ha podido salir campeón. Esa es, sin duda, la gran deuda que tiene el argentino en su paso por Colombia.

“Estoy muy contento por este presente. Es el resultado del trabajo de todo el equipo, sin ellos no podría lograrlo. Valoro el esfuerzo y el sacrificio de todos los muchachos, tenemos un grupo muy fuerte, que día a día lo da todo y eso en la cancha se ve reflejado”, comentó Cano luego del triunfo 3-0 sobre Jaguares, que mantiene viva la opción del DIM de clasificar a los cuadrangulares finales.

“Vamos paso a paso. La clasificación la podemos conseguir si somos conscientes, sabiendo que esto es de trabajo, dedicación, esfuerzo, y pensando en cada partido. Esta victoria nos da mucha confianza para lo que sigue. Mejoramos mucho en la posesión, en la agresividad para disputar el balón. En esas cosas fallábamos. Estamos entrenando mucho mejor y eso hace que se vea reflejado en la cancha”, concluyó el goleador de la Liga Águila 2019-1, con 17 tantos.

Comparte: